Los secretos del cerebro femenino durante la maternidad – PadresOk

Los secretos del cerebro femenino durante la maternidad

Compartir:
mujer pensando

La mujer cuando enfrenta la maternidad experimenta diversos cambios hormonales, físicos, mentales y también a nivel de su cerebro. Según el doctor Jorge González, neurólogo de Red Salud UC, hay hipótesis con mayor o menor base científica, que intenta explicar la multiplicidad de roles que cumple la mujer y que se acrecentan cuando va a ser mamá.

“Una de ellas se basa en que los estudios de neuroimágenes funcionales revelan que la mujer utiliza sectores más amplios de su cerebro para realizar una determinada tarea, mientras que los hombres utilizan regiones más circunscritas. Esto ha llevado a postular que en la mujer hay una menor especialización del cerebro en regiones separadas y que, además, estas regiones están más fuertemente interconectadas por el cuerpo calloso, que es más grueso en ellas”, señaló.

La consecuencia es que el hombre activa un área específica del cerebro para realizar una función (por ejemplo el área visual) mientras las otras áreas del cerebro permanecen apagadas. La mujer, en tanto, al activar diferentes áreas, permanece alerta a estímulos diferentes. Ahora, el hecho de que la focalización masculina sea mejor o peor que la dispersión femenina, dependerá del tipo de actividad que se esté realizando. “De todos modos estas diferencias de género son promedios de muestras de individuos, pudiendo encontrarse numerosas excepciones a la regla en ambos sentidos”, manifestó.

Respecto a la memoria, se ha visto que las mujeres tienen una discreta mejor memoria de acontecimientos y destrezas verbales mientras que los hombres una mejor capacidad visuoespacial. Estas diferencias estarían más bien dadas por factores genéticos que ambientales.

Cuando la mujer es madre, los marcados cambios hormonales del embarazo la preparan para un vínculo más estrecho con el bebé (oxitocina) y generan una mayor resistencia de la madre al estrés (progesterona). “Pero también se ha observado una leve declinación de la memoria durante el embarazo”, concluyó.

Sin embargo, es posible plantear que estas diferencias inter género tengan un fin adaptativo. “Es fácil imaginar a una madre, cargando a un bebé que llora, mientras realiza las labores domésticas. Evidentemente requiere un cerebro que le permita realizar varias funciones a la vez”, explicó el Dr. González.

En cuanto a los riesgos, hay una serie de enfermedades que son más frecuentes durante el embarazo y que pueden afectar la salud cerebral de la madre. Clásicos ejemplos son la hipertensión del embarazo (eclampsia), que puede generar edema cerebral, accidentes cerebrovasculares y convulsiones, o las trombosis venosas cerebrales, que producen dolor de cabeza, convulsiones y déficit neurológicos focales.

“La postergación de la maternidad no es condicionante de mayor riesgo, las capacidades cognitivas no declinan significativamente durante la edad reproductiva. Por otra parte con la edad hay un mayor bagaje de experiencia”, puntualizó el especialista.
El neurólogo advierte que hay trastornos hormonales que podría afectar al cerebro de la mujer incluso la embarazada. “Los casos más frecuentes son las alteraciones de la tiroides o paratiroides, que pueden producir incluso cuadros similares al Alzheimer, recuperables con un tratamiento adecuado”, explicó.

Por otra parte, los estrógenos protegen a las mujeres de enfermedades cerebrovasculares hasta la menopausia. También se ha asociado la pérdida del rol protector del estrógeno sobre las neuronas durante la menopausia, a la mayor incidencia de Alzheimer en mujeres respecto a hombres. Los anticonceptivos y suplementos hormonales post-menopáusicos favorecen los accidentes cerebrovasculares, especialmente en mujeres fumadoras o jaquecosas.

Articulo Previo

¿Eligió nombre para el bebé?

Articulo Siguiente

Consejos prácticos para el parto

Te podría interesar

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *