Cómo vivir el embarazo y el parto en tiempos de COVID – PadresOk

Cómo vivir el embarazo y el parto en tiempos de COVID

Compartir:
alphabet-blocks-1835658__340

La etapa del embarazo, además de ser un periodo de gran felicidad, también involucra mucha incertidumbre por todos los cambios que ocurren. En estos momentos de pandemia de Covid-19, las dudas y la inseguridad se multiplican, por miedo al contagio durante la gestación y lo que pueda pasar en el parto.

Al respecto, el Dr. Enrique Oyarzún, gineco-obstetra de Clínica Universidad de los Andes, explica que siempre se considera a las embarazadas como de alto riesgo de contagio por dos razones: el sistema inmunológico (** hipervincular a texto sist. Inmune cuando se suba) funciona diferente y lo que le pase a ella puede afectar al feto. Por eso, en general, son más susceptibles de enfermarse y contagiarse con diversas patologías, poniendo en riesgo su salud y la del feto. Sin embargo, con el Sars-Cov-2 ha pasado lo contrario: las embarazadas y niños menores de diez años han sido los menos afectados.

“Por razones que no se conocen bien, la madre y el feto están más protegidos que lo que normalmente ocurre con otras infecciones virales”, asegura el Dr. Oyarzun.

De todas maneras, enfatiza en la necesidad de que tomen todos los resguardos posibles, al igual que el resto de la población, para evitar el contagio, ya que, si bien no son del grupo de riesgo, si llegaran a necesitar un tratamiento médico, este puede no ser el más adecuado o seguro para el feto. Además, como todavía no hay certeza sobre el manejo más indicado para esta enfermedad, puede ser más riesgoso aún.

En relación al momento del parto, el especialista afirma que se han tomado todas las medidas para evitar el contagio dentro de los centros médicos, tanto en pabellones como habitaciones. Asimismo, si una paciente tiene antecedentes de contacto estrecho con alguien positivo o si está confirmada, será tratada con aislamiento, vestimenta especial de quienes la atiendan, personal exclusivo y mínimo e indispensable, aseo terminal de las habitaciones y manejo especial durante el parto o cesárea y del recién nacido. Si el padre es positivo, no debe entrar al parto, de lo contrario y con los cuidados necesarios, es deseable que la acompañe.

“Quienes controlamos embarazadas y atendemos partos, sabemos de todas las preocupaciones que tienen. Deben estar tranquilas y saber que nos hemos preparado adecuadamente para atenderlas y reducir los riesgos al máximo posible”, agrega el Dr. Oyarzún.

Cuidados del embarazo en cuarentena

Las medidas preventivas son las mismas para toda la población y se basan en el lavado de manos frecuente con agua y jabón (si no se puede, con alcohol gel), el distanciamiento social y evitar tocarse la cara y ojos.

Las mujeres embarazadas deben salir lo menos posible, por eso se han espaciado los controles prenatales y se busca responder las dudas por correo electrónico, llamadas o WhatsApp, para tratar de que ellas no salgan de la casa ni vayan a un centro médico con la frecuencia habitual. En todo caso, de tener que hacerlo, se han tomado todas las medidas para evitar contagios.

Sí es importante acudir al doctor o a un servicio de Urgencia en los siguientes casos:

  • Sangrado vaginal
  • Ausencia de movimientos del feto
  • Sensación de falta de aire
  • Contracciones uterinas frecuentes
  • Pérdida de líquido que moja la ropa interior y piernas
  • Dolor de cabeza constante
  • Tos seca
  Articulo Siguiente

Cuarto mes: ¿niño o niña?

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *