Prepararse para el embarazo: Lo que hay que hacer “antes de” – PadresOk

Prepararse para el embarazo: Lo que hay que hacer “antes de”

Compartir:
beautiful-1854443_960_720

Las condiciones previas al embarazo determinan en gran medida un mejor o peor pronóstico del proceso de gestación. El peso de la madre antes del embarazo, como señala el doctor Jacobo Jankelevich, gineco-obstetra y profesor asistente de ginecología y obstetricia de la Universidad de Chile, es uno de los factores determinantes. “Una mujer que inicia su embarazo con sobrepeso, lógicamente va a tener mayores molestias musculares y complicaciones como várices, por lo tanto, para prevenir estas dificultades es necesario que la futura mamá normalice su peso corporal antes de quedar embarazada”.

Asimismo, el especialista indica que en el caso de obesidad el control del peso durante el embarazo debe ser mucho más acucioso, ya que los riesgos y complicaciones son mayores.

El factor vitaminas
La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que después de producido el embarazo la mujer utilice suplemento vitamínico de fierro, ácido fólico y calcio. Sin embargo, como indica el doctor Janlelevich, “se ha demostrado que es necesario comenzar la administración de ácido fólico tres meses antes de la concepción, porque se asocia a su consumo a una disminución importante de las malformaciones en el feto, específicamente las malformaciones abiertas del sistema nervioso central, como espina bífida y anacefalia”.

Asimismo, también se recomienda el consumo de vitamina E y C, especialmente por su efecto antioxidante, y también porque, aunque está en estudio, existen evidencias que son agentes protectores de preeclampsia y retardo del crecimiento. De igual manera, se recomienda que después de producirse el embarazo la futura mamá consuma multivitamínicos oligo-elementos, para asegurar un adecuado aporte de minerales como zinc y magnesio, entre otros.

Según el doctor Jankelevich, esta importante ingesta de vitaminas está destinada también a aumentar los niveles de fierro en el organismo, ya que su deficiencia provoca anemia, enfermedad muy frecuente en las mujeres chilenas -entre otras causas por la pérdida de sangre durante la menstruación- y que está asociada al riesgo de aborto y parto prematuro.

Del mismo modo, el mayor consumo de calcio permite prevenir la ostropenia (disminución de calcio) y la osteoporosis (descalcificación de los huesos).

Medicamentos contraindicados

Así como hay ciertos compuestos que deben consumirse antes y durante el embarazo, como las vitaminas, existen algunos medicamentos que pueden afectar el normal desarrollo del embarazo.

Un caso típico según señala el doctor Jankelevich es el de las pacientes epilépticas que usan fenitoína, ya que su uso está contraindicado porque se contrapone con el ácido fólico. Lo mismo ocurre con los tratamientos -generalmente de belleza- asociados a Vitamina A, ya que su uso se asocia al riesgo de malformaciones en el feto.

En el caso de las mujeres con tratamientos en base a antidepresivos, como los benzodiacepínicos, su uso no está contraindicado porque sus efectos son inocuos, pero otros como los tricíclicos, por ejemplo, no están recomendados ya que podrían afectar el proceso de gestación.

El mito de los anticonceptivos

Dentro de los cuidados que se deben tener presentes antes del embarazo, uno de los mitos más escuchados es la ‘necesidad de desintoxicarse de los anticonceptivos’. Muchas mujeres dejan de tomarlos un tiempo antes de querer quedar embarazadas -y utilizan en el intertanto otros métodos para prevenir el embarazo- pensando que es necesario que el cuerpo ‘se limpie’ antes de concebir un hijo.

Pero al respecto los especialistas son enfáticos. El doctor Jankelevich señala que “no es necesario desintoxicarse de los anticonceptivos, porque no existe tal intoxicación por su uso. Los anticonceptivos son reversibles, lo que significa que mientras se usan previenen el embarazo y cuando se dejan de usar, lo único que provocan es la posibilidad cierta de embarazo. Por eso los médicos decimos que después de dejar de tomar pastillas el embarazo puede ocurrir ese mes -sin ningún problema- o hasta en un plazo de 12 meses”.

Fuente: Artículo publicado en Revista PadresOk,

 

Articulo Previo

Hijos hechos a medida

Articulo Siguiente

Factor Rh en el embarazo, ¿somos compatibles?

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *