¿Cuál es el posnatal ideal? – PadresOk

¿Cuál es el posnatal ideal?

Compartir:
post natal

El fortalecimiento del sistema inmunológico del niño, que le permitiría estar protegido de una gran cantidad de enfermedades infecto-contagiosas; la disminución del riesgo de padecer obesidad en el futuro, y un vínculo emocional y afectivo más fuerte entre madre e hijo, son algunos de los beneficios que garantiza la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida.

Estos datos, arrojados de un estudio realizado por la Sociedad Chilena de Pediatría presidida por la pediatra y endocrinóloga infantil, Alejandra Jara, lleva a afirmar a la doctora que la prolongación del periodo posnatal de la mujer, para proteger la lactancia materna exclusiva y así garantizar la salud y el bienestar de los niños, “médicamente representa una importante garantía para la salud de los niños chilenos, económicamente un gran ahorro para el Estado por la disminución de enfermedades, y un positivo impacto social”.

Protección, afecto y nutrición

El mundo científico concuerda en que es fundamental la permanencia de la madre junto a su hijo durante los primeros meses, porque en este período cuando se crean fuertes lazos con los hijos, los que se mantendrán a lo largo de toda la vida.

El pediatra, neonatólgo y docente de la Universidad de Chile, doctor Rodrigo Ramírez, señala que un aspecto vital es la posibilidad que el niño pueda recibir lactancia materna exclusiva, debido a los numerosos beneficios que se han demostrado científicamente. “Hay que recordar que la lactancia materna no sólo es ‘nutritiva’, sino que también ‘protectora o inmunológica’ y ‘afectiva’. El aspecto nutritivo se manifiesta por el crecimiento que alcanzan los niños alimentados con leche materna, que es óptimo y equilibrado; favorece de mejor manera el crecimiento cerebral y el desarrollo de la retina, y a través de la historia ha asegurado el desarrollo de nuevas habilidades neurológicas e intelectuales”.

La lactancia protectora, como explica el doctor Ramírez, se refiere a que la leche materna constituye la primera “inmunización” que recibe el niño. Protege contra enfermedades respiratorias, digestivas, y otras a través de la entrega de anticuerpos, moléculas específicas y células. La lactancia denominada afectiva, se refiere al rol que le cabe en el proceso psicológico del vinculo emocional entre la madre y el niño. En este sentido, como destaca el profesional, “la Liga Internacional de la Leche ha establecido aproximadamente más de 100 razones que apoyan la lactancia materna, cubriendo áreas como la protección, nutrición y afecto”.

“Fundamentos sobran”

Desde el punto de vista médico, la doctora Jara señala que los fundamentos para prolongar el posnatal, sobran. “Cada vez existe mayor evidencia científica respecto a los beneficios de la lactancia materna. Quizás el más importante de todos es que el sistema inmunológico del niño es insuficiente e inmaduro antes de los 6 meses. En ese tiempo, si el niño recibe suficiente protección a través de las inmunoglobulinas de la leche materna, estará suficientemente protegido de una gran cantidad de enfermedades infecto-contagiosas”.

Desde el punto de vista de la endocrinología, es posible establecer algunas diferencias objetivas entre un niño alimentado exclusivamente al pecho, respecto a uno alimentado con leche de fórmula. Si se compara el peso, el primero sube rápidamente los primeros 4 meses, y luego la tendencia es a ir declinando. Al año de vida un niño alimentado al pecho tiene menos peso que uno alimentado con fórmulas lácteas, y la explicación de esto es que el niño alimentado al pecho, durante los primeros meses de vida origina lo que los doctores llamamos ‘grasa parda’, a diferencia de los niños alimentados con fórmula, que acumulan paulatinamente ‘grasa blanca’. La grasa parda involuciona una vez terminado el período de lactancia materna, es decir, aproximadamente después de los primeros 6 meses de vida, mientras que la grasa blanca persiste. Ese puede ser uno de los orígenes de la obesidad, porque un niño alimentado al pecho difícilmente va a ser obeso en el futuro”.

Como detalla el doctor Ramírez, un período de tres meses más del niño con su madre, prolongaría la lactancia materna, y cumpliría con la recomendación de lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses que hacen organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Academia Americana de Pediatria (AAP). “Estadísticamente está comprobado que un niño que reci

Articulo Previo

En el mes de la fertilidad realizan charla educativa

Articulo Siguiente

Anestesias: parto sin dolor

Te podría interesar

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *