Lo que debes saber de la Salmonella – PadresOk

Lo que debes saber de la Salmonella

Compartir:
vegetables-573958_960_720

Se trata de una enfermedad que afecta la función intestinal y se manifiesta con fiebre, náuseas,vómitos y diarrea.
La salmonelosis es una patología producida por la bacteria salmonella, que se genera por comer carnes, pescados, aves, frutas, vegetales o huevos que están crudos o poco cocidos. En el caso de las verduras, se produce cuando durante el procesamiento tuvieron contacto con agua
contaminada. Los síntomas comienzan entre a las 8 y 72 horas después de haber ingerido el alimento en mal estado, y las señales más frecuentes son fiebre, diarrea, dolor abdominal y calambres en esa área, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y diarrea.

La Dra. María Luz Endeiza, infectóloga de Clínica Universidad de los Andes, explica que “cuando se detecta esta enfermedad, es muy importante controlar, fundamentalmente, la deshidratación.
Una menor producción de orina, sequedad en la boca y la lengua son algunas señales de que existe ese cuadro. Tomar agua constantemente también es primordial para evitar posibles daños renales”.

“Si bien la infección por salmonella no presenta grandes complicaciones, las guaguas, los niños y las mujeres embarazadas pueden presentar mayores problemas, por lo que es importante acudir
rápidamente a un centro de salud para seguir el tratamiento más indicado”, enfatiza la doctora.

Para evitar esta infección, se recomienda consumir alimentos cocidos y refrigerarlos o congelarlos correctamente. Lavarse las manos también es una buena práctica, ya que evita el contagio. En ese contexto, es fundamental hacerlo al usar el baño, manipular carne, limpiar excremento de las mascotas o al tener contacto con reptiles o pájaros.

“Otras recomendaciones son guardar por separado la carne roja, el pescado y el pollo. Al cocinar, también es importante evitar la contaminación cruzada, para eso se deben usar distintas tablas de
cocina. Por ejemplo, en una de ellas se debe cortar la carne, y en la otra, las frutas o verduras”, señala la especialista.

El cuadro clínico dura, aproximadamente, una semana. El tratamiento consiste en mantener una dieta liviana, ingerir mucho líquido para estar hidratado y tener reposo. “En casos más complejos es necesario usar antibióticos”, explica la Dra. Endeiza.

Ante cualquier síntoma, es muy importante acudir a un servicio de urgencia, para llevar a cabo el tratamiento lo más pronto posible y evitar complicaciones.

Articulo Previo

La avena: un alimento con variados beneficios

Articulo Siguiente

Papás: No confundir problemas a la vista con déficit atencional

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *