¿El estrés afecta el embarazo? – PadresOk
¿El estrés afecta el embarazo?
Compartir:

Por Dr. José Andrés Poblete.

La mayoría de las personas, considera que el embarazo es la etapa en que la mujer debiera estar feliz y muy tranquila, sin tener preocupaciones de ningún tipo. Sin embargo, por distintas circunstancias de la vida, ello no siempre sucede así. Situaciones laborales, económicas, familiares e, incluso, preocupaciones propias del embarazo, suelen estresar a muchas mujeres.

La evidencia médica publicada en esta materia,  sostiene que entre los temas que generan mayor ansiedad durante el embarazo, se encuentran aquellos relacionados con el miedo a que el bebé presente sufrimiento fetal, temor al parto y preocupación por los cambios físicos que presente la madre. Asimismo, se describe que esta ansiedad se acentúa en aquellas mujeres más jóvenes, primigestas o primerizas, en las de menor nivel educacional, en aquellas que no reciben educación o preparación psicoprofiláctica  para el parto y en quienes presentan un embarazo de alto riesgo.

Siendo el estrés una reacción fisiológica normal en la especie humana, está demostrado que el estrés permanente y/o exagerado durante el embarazo se asocia con mayor riesgo de Parto Prematuro, Bajo Peso al Nacer, Preeclamsia y Diabetes gestacional como riesgos obstétricos. También con una mayor frecuencia de trastornos ansiosos y depresivos en la madre, y  desde un punto de vista del neonato se ha relacionado con Asma, Alergia y/o Atopias y Trastornos Afectivos del Desarrollo.

Es aconsejable que aquellas mujeres embarazadas que tengan síntomas orgánicos o de la esfera anímica atribuibles a altos niveles de estrés, tengan una evaluación por un especialista que implemente las medidas necesarias para reducir los riesgos asociados. Una buena terapia sicológica sería una gran ayuda para manejar la ansiedad durante este periodo tan importante en la vida de la mujer.

Todas las embarazadas deben tener en consideración evitar las situaciones que puedan ocasionarle una preocupación más allá de lo normal. También es recomendable que puedan contar con una red de apoyo y de contención emocional que las ayude a sentirse apoyadas en los momentos difíciles que puedan suceder durante el embarazo. El rol de la pareja es clave en esos momentos. Realizar actividades físicas (yoga, pilates, natación) también contribuye a aliviar el estrés. Por último, la educación referida al proceso del embarazo y parto, en sus diferentes etapas, permitirá a las mujeres tener una mayor seguridad y disfrutar de mejor manera el periodo del embarazo y, por cierto, de su parto.

   

Te podría interesar