Regalarse a los demás – PadresOk
Regalarse a los demás
Compartir:

por Lorena Cornejo y Benito Baranda.

A propósito de la navidad, del nuevo año que viene, y de los buenos deseos y verdaderos regalos, nos gustaría contarles esta vez la breve historia de una amiga colombiana que nos puede dar luces de cómo llevar adelante la formación de nuestros hijos e hijas aprovechando estas fiestas de fin de año e iluminar en parte el inicio del nuevo. Más de alguna o alguno de ustedes ya habrá leído o escuchado sobre ella, sin embargo, creemos que vale la pena volver a hacerlo y también recorrer la propia vida.

Ella es Ivonne Ramírez de 28 años, ingeniera comercial y que fue voluntaria de América Solidaria por un año aquí en Chile, lejos de su familia y tierra. Luego de ese tiempo se quedó para liderar la captación y administración de los recursos para el proyecto “Reconstruyendo Educación en Haití” a cargo de levantar la destruida Escuela República de Chile en Puerto Príncipe, lo que se logró terminar durante el 2015. Finalmente, estos últimos dos años se dedicó a ser la Directora de Alianzas Corporativas de América Solidaria Chile, y además voluntaria, ya que gratuitamente hacía clases de español a haitianos llegados a vivir a Chile. Ella falleció como tantos otros y otras en un accidente cuando iba en bicicleta, en una esquina donde han fallecido varias mujeres en condiciones similares.

Enamorada de la gente, del baile, de la bici y de conocer el mundo. Integrante de una familia grande y preciosa en Colombia y, también, de una mini-familia en este bello sur que la acogió con infinito amor. Mujer de muchas ganas, que trabajó duro para poner su granito de arena por un mundo más justo, donde los niños y niñas de nuestro continente tuviesen oportunidad para realizarse y ser felices. Su huella será imborrable. Y le estaremos agradecidos por tanto amor repartido desinteresadamente en este mundo, lo que queda como ejemplo para todos los que tenemos la misión de continuar su legado.

Viendo la vida de Ivonne, y conociendo de cerca la de muchas y muchos que participan de América Solidaria donando su vida al servicio de los demás, me pregunto ¿qué importa la nacionalidad si están dispuestos a servir y a trabajar por los demás?, ¿cuántos chilenos y chilenas egoístas, centrados en sí mismos, dañan diariamente la vida privada y pública de nuestra nación, y cuántos ‘extranjeros’ nos ayudan a construir un país con su trabajo y amor?, ‘nuestras acciones valen en función del peso de amor que ponemos en ellas’ nos decía el Padre Hurtado.

¡Necesitamos más ‘Ivonnes’! Personas capaces de donarse desinteresadamente a los demás, de poner todas sus capacidades profesionales al servicio del bien común y de trabajar abnegadamente para que ‘nadie se quede atrás’. Lo requerimos con urgencia y podría ser un buen regalo de navidad el que cada uno encarnemos ese ‘donarnos gratuitamente’ a los demás.

 

   

Te podría interesar