"Mamá, nunca dejes de divertirte" – PadresOk
"Mamá, nunca dejes de divertirte"
Compartir:
Hace poco tiempo me di cuenta que aunque el mundo se caiga a pedazos ante mis ojos y me caiga de cansancio, trato de sonreír.
Respiro profundo y camino con la cabeza arriba. Y se los aconsejo, porque no hay nada peor que andar con cara larga en día de tormenta. En nada ayuda a alivianar la carga, al contrario. Le suma un peso innecesario.
Incluso sonrío cuando el fin de semana hay que levantarse temprano para “aprovechar el día”, aunque sea verano, recordando cuando durante el año lo hacemos para ir al ensayo del taller de música o de coro, y para llegar a la hora al partido de fútbol de colegio.
La vida, llena de ajetreo, compromisos y responsabilidades es una realidad. Aunque también podríamos eludirla, hemos optado (porque es una opción, no una obligación como dice mi doctor), por cumplir en prácticamente todo y con todos.
Lo malo es que los días en que no puedo ganarle a este ritmo y batir récords, pierdo en serio, sobre todo de marzo a diciembre. Y me hundo en un mar profundo del que me cuesta algunas horas salir a flote. Mientras estoy sumergida, repaso ciertos hitos y me cuestiono. Luego, saco la cabeza del agua, lleno mis pulmones de aire nuevamente y nado hasta la orilla.
Como seres de costumbre que somos, a estas alturas -y con varios años de experiencia como mamá- ya me creo súperpoderosa. Y, al final, la lección que saco es siempre la misma: si la decisión es correr la maratón, que sea con la cara llena de risa, aunque de vez en cuando me pise la cola. Como ayer, cuando no podía estar ni un minuto más despierta y Felipe me suplicó que le terminara de leer “El niño que podía volar”, (de Sally Gardner), porque solo faltaban dos capítulos para terminarlo. “No faltaba más” -le dije, con el pequeño átomo de energía que me quedaba y que me alcanzó hasta para una media sonrisa- y él me dijo: “¡Eso Mamá! Aunque sea tarde, de noche y estés cansada, nunca dejes de divertirte”.
   

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *