Claves para controlar una herida en vacaciones – PadresOk

Claves para controlar una herida en vacaciones

Compartir:
teddy-562960__180

Todos nos hemos hecho cortes y erosiones sin importancia, que podemos cuidar en nuestra propia casa. Pero, ¿Qué pasa en vacaciones? ¿Cómo distinguir cuáles son las heridas de mayor gravedad, que requieren puntos o acudir a un servicio de urgencia?

Durante las vacaciones, se espera paz y tranquilidad, sin embargo es en estos momentos donde los niños se aventuran más, y pueden sufrir una herida. Por ello, determinar qué tipo de herida es la que sufrió el menor, y si requiere de una curación sencilla, o por el contrario si necesita que lo examine un especialista, puede hacer la diferencia para evitar una infección mayor.

La Médico Gestor de Calidad de Help, Katherin Falck, explica que se “debe acudir a un servicio de urgencia o a un profesional médico siempre que la herida sea grande, con bordes amplios, que exista una pérdida de tejido y sangrado abundante”.

Si una herida profunda y/o extensa se infecta, podría convertirse en un problema importante. Por ello la especialista indica que es necesario acudir por ayuda siempre que veamos la aparición de un borde rojo, levantado y caliente rodeando la herida o una secreción amarillenta espesa que podría ser pus, ya que son signos de infección de la herida , lo mismo si aparece fiebre o se inflamen los ganglios linfáticos (o ambas cosas a la vez).

No obstante, si no están presente ninguno de los síntomas mencionados anteriormente, la curación puede realizarse en casa. Para esto, la higiene y limpieza del herido, y de quien cura son algunas de las consideraciones que se deben tener al momento de reaccionar de manera efectiva y eficaz. Aquí, los seis pasos para controlar una herida:

1. Detener la hemorragia: si el raspón o cortadura no deja de sangrar se recomienda aplicar presión leve con un vendaje o tela limpia.

2. Mantener limpia la herida: coloque la zona afectada bajo la llave de agua, déjela bajo el chorro unos 5 minutos con el fin que la herida se limpie por arrastre.. Extraer los desechos o partículas que pudieran estar dentro de la herida y que no hubiesen sido eliminados por el arrastre del agua. Si no se consigue retirarlos, es mejor dirigirse a un servicio de urgencia para ser evaluado por personal de salud.

3. Aplicar povidona yodada en el área que rodea la herida, jamás en la herida propiamente tal.

4. Considerar la causa: las heridas provocadas por clavos, cortaduras profundas o mordeduras de animales, tienen el riesgo de producir tétano, por lo que hay que acudir a un centro asistencial.

Articulo Previo

Soplo al corazón: Un miedo pasajero

Articulo Siguiente

Trabajo y embarazo. Cuídate (sin dejar de lado tu desempeño laboral)

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *