Pautas para adaptarse al cambio de horario – PadresOk

Pautas para adaptarse al cambio de horario

Compartir:
043

Irritabilidad, somnolencia y problemas para concentrarse son algunos de los trastornos temporales que se pueden producir los nuevos horarios. Todos debemos adaptarnos a la nueva rutina y considerar que los trastornos del sueño por cambio de horario pueden llevar, en las primeras semanas, a una alteración en la memoria de corto plazo, dificultades de concentración y cambios en el estado anímico.

Alteraciones por cambio de horario

Irritabilidad, somnolencia y problemas para concentrarse son algunos de los trastornos temporales que se pueden producir en la población con el cambio de hora.

Durante aproximadamente 10 días se pueden manifestar trastornos del sueño en niños y adultos, ya que el reloj biológico tendrá que adaptarse a este cambio de hora.

Según explica el doctor Walter Avdaloff, director médico del Instituto del Sueño, “para los niños es un poco más complejo, ya que su reloj biológico les indicará que se duerman a la misma hora de siempre, lo que con la variación descrita, tendrán una hora menos de sueño”.

En el caso de las personas mayores, es común que con este cambio tengan un despertar precoz, para lo que el consejo apunta a exponerse al sol durante el día, de manera de sincronizar el reloj biológico más rápidamente con los nuevos horarios.

Para los jóvenes y adultos la cosa no varía tanto, ya que nuestro cuerpo nos indicará que aún no es hora de acostarse y seguiremos despiertos, realizando labores del hogar o preocupados de preparar la rutina del día siguiente, hasta que nos de sueño.

Puede que durante el día nos sintamos agotados, fatigados y somnolientos, minimizando el rendimiento en las labores habituales.

Entre las recomendaciones más importantes, el especialista puntualiza:
 No ver televisión antes de dormir
 Acostarse a la misma hora aunque haya más luz
 Realizar ejercicio físico durante el día, unos 40 minutos diarios
 Exponerse al sol durante el día, para así sincronizar el reloj biológico más rápidamente con los nuevos horarios
 Mantener una higiene de sueño adecuada, es decir, no comer demasiado, no fumar, no tomar alcohol ni café en la noche, aspectos que aseguran un sueño de mejor calidad

Aunque una hora pareciera ser un período imperceptible, lo cierto es que para nuestro organismo es un tiempo valioso que debemos considerar.
No es raro que varíe el rendimiento escolar, se manifieste somnolencia entre la población y se genere cierta irritabilidad en las mañanas, aspectos que se deberían ir ajustando con el paso de las semanas.
“Acostumbrarse a este cambio no debería ser una tarea difícil. Se puede manejar realizando las acciones para habituarse al cambio de horario. Básicamente se trata de un tema de adaptación”, resume el doctor Avdaloff.

Articulo Previo

Niños al desnudo. Enséñale a cuidar su cuerpo

Articulo Siguiente

Inteligencia emocional en los niños

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *