Casa a prueba de niños – PadresOk

Casa a prueba de niños

Compartir:
068

Los accidentes ocurren cuando uno menos se lo espera. Por eso y cuando hay niños lo mejor es prevenir. Pequeños detalles podrán salvarle muchos malos ratos e incluso, la vida. Estos son algunos consejos básicos de prevención:

Precaución dentro y fuera del hogar

– Coloque puertas de seguridad al comienzo y al final de las escaleras y asegúrese de que el diseño impida que el niño pueda treparlas o abrirlas.

– Ponga alfombras o gomas antideslizantes en los peldaños.

– Si vive en un departamento o tiene segundo piso, instale protecciones o rejas en las ventanas.

– Si tiene piscina, coloque cercas de al menos un metro y medio por toda la orilla para impedir el paso del menor. Jamás lo deje bañarse sin vigilancia. Además, es conveniente enseñarles a nadar a una edad temprana. En todo caso, se recomienda que los más pequeños usen chaleco salvavidas permanentemente.

– Si tiene mascotas, especialmente un perro, mantenga sus vacunas al día. No deje al niño sólo con el animal.

– Resulta práctico instalar protectores especiales en las puertas y en las puntas de los muebles.

En la cocina y a la hora de comer

– Fije la cocina pegada a una pared y utilice los quemadores posteriores, cuidando que mangos de sartenes y ollas no sobresalgan.

– Coloque un sello de seguridad a la puerta del horno.

– Si desea aumentar aún más la seguridad, en el mercado se pueden encontrar diversos accesorios, como barreras para aislar la cocina y sellos especiales para fijar las perillas del gas.

– Evite que el niño juegue en el cuarto de cocina y que se acerque al horno aun cuando esté apagado.

– Jamás tome té u otro líquido caliente con el niño en brazos.

– Sirva las comidas y bebidas del niño tibias.

– Tenga cuidado al transportar bandejas con alimentos calientes y advierta a los menores que se aparten del camino.

– Procure que los manteles no cuelguen de la mesa para que el menor no pueda tirarlos y voltearse objetos pesados o calientes.

– Nunca deje fósforos ni cuchillos o utensilios cortantes a su alcance.

Enchufes, artefactos eléctricos y estufas

– Tape todos los enchufes de la casa con protectores o cinta adhesiva.

– Mantenga los cables e instalaciones eléctricas en buen estado y fuera del alcance de los niños. Para ellos resultan muy atractivos.

– Evite utilizar alargadores, a menos que sea estrictamente necesario.

– Coloque protecciones delante de las estufas.

– Desenchufe la plancha apenas termine de usarla para evitar quemaduras.

En el cuarto de baño

– Coloque un piso antideslizante en la bañera o ducha.

– Regule periódicamente la temperatura del calefont y verifique que el agua no esté demasiado caliente antes de lavar o introducir al niño en el agua. Su piel es muy sensible al calor, especialmente si se trata de un bebé.

– No deje artefactos eléctricos en el cuarto de baño o en lugares donde haya agua cerca.

– Si es el lugar donde mantiene los medicamentos, preocúpese de que queden a una altura considerable y en un estante cerrado.

– Existen seguros para evitar que el niño introduzca sus manos o cabeza en el W.C.

Sustancias tóxicas y objetos peligrosos

– Detergentes, cloro, parafina y toda sustancia tóxica debe guardarse fuera del alcance de los menores, si es posible, bajo llave. Ellos no saben que puede tratarse de venenos.

– Nunca deje cigarrillos encendidos.

– A los niños pequeños les gusta llevarse todo a la boca. Los objetos de tamaño menor, como monedas, bolitas o piezas desmontables pueden provocarle una asfixia. También el maní.

– Mantenga lejos de su alcance las bolsas plásticas, ya que hay niños que se han asfixiado jugando con ellas. Tampoco se recomienda dejar que los más pequeños inflen globos.

– No es una buena idea tener una arma en una casa con niños.

Articulo Previo

La molesta otitis de verano

Articulo Siguiente

Guía de protección solar: Niños al sol

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *