De vuelta al colegio: los piojos contratacan – PadresOk

De vuelta al colegio: los piojos contratacan

Compartir:
blackboard-1299841__180

Atacan principalmente a preescolares y escolares, no distinguen clases sociales ni colores de pelo, simplemente se instalan en la cabeza y comienzan a reproducirse rápidamente. Erradicarlos no es una tarea fácil, y la familia y el colegio deben cooperar para eliminar a estos inoportunos visitantes.

La pediculosis puede afectar a cualquier persona, sin importar la clase social. Las cifras afirman que cada año aproximadamente entre 6 y 12 millones de personas son infectadas en todo el mundo por estos insectos.

Sin embargo, se sabe que los más expuestos son los niños entre 4 y 12 años y se plantea que de cada tres escolares, uno presenta problemas de pediculosis. La solución a este problema está en mantener adecuados hábitos de higiene, revisar constantemente el cabello y evitar el intercambio de peinetas, gorros y amarras del pelo.

¿Qué son los piojos?

La pediculosis es una infección causada por un parásito externo denominado Pediculus humanus capitis, más conocido como piojo. Son insectos sin alas, de forma alargada -2 a 4 mm- con seis patas que terminan en pequeñas garras, las mismas que utilizan para aferrarse firmemente al pelo, y poseen una cabeza pequeña con un aparato bucal preparado para la punción -picadura- y succión de sangre.

Son de color claro inicialmente, pero cuando se alimentan con la sangre adquieren un color rojizo. Tienen una rápida capacidad de reproducción y depositan sus liendres o huevos en los pelos detrás de las orejas, de la coronilla y en la parte posterior de la cabeza. Convertidos en adultos, los piojos buscan alimentarse caminando a una velocidad de 23 centímetros por minuto para encontrar comida, y alcanzan a extraer hasta 1 miligramo de sangre.

De huevo a piojo

Estos insectos ponen sus huevos, conocidos como liendres, en la base del cabello, fijándolos mediante una sustancia adherente. A los ocho días, el piojo sale del huevo e inicia una transformación que dura nueve días más, tras lo cual se convierte en adulto. Esta etapa dura 15 días, durante los cuales la hembra es capaz de poner hasta 200 huevos.

Se dice que fuera de la cabeza son indefensos y no sobreviven más de 48 horas. Huevos y piojos mueren rápidamente en agua caliente, por lo tanto, basta con lavar bien la ropa para eliminarlos. Si se trata de frazadas, cubrecamas u otras piezas, sólo es necesario guardarlas en un saco plástico por diez días, ya que en estas condiciones los piojos mueren sin dejar descendencia.

Adiós a los piojos

Para eliminar piojos y liendres se deben seguir cuidadosamente las siguientes recomendaciones:

– Lave la cabeza con champú o cremas que contengan piretrinas. Los champúes con lindano no se recomiendan en bebés, niños pequeños y mujeres embarazadas o que estén lactando.

– Luego de lavarse el pelo use un peine para remover liendres. Disponga de buena luz para revisar la cabeza del niño. Observe el cabello mechón por mechón, en forma ordenada.

– Repita el tratamiento una semana más tarde.

– Se recomienda que este tratamiento lo siga toda la familia.

Fuente: Artículo publicado en revista PadresOk.

Articulo Previo

Tu hijo tiene problemas al dormir

Articulo Siguiente

Dientes sanos, sonrisas resplandecientes

Te podría interesar

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *