Desde la sala cuna: el inicio de la educación inclusiva – PadresOk

Desde la sala cuna: el inicio de la educación inclusiva

Compartir:
boy-2549319__340

Por Silvana Di Monte

La educación inclusiva debe comenzar desde la sala cuna o desde el jardín infantil. Es un proceso de adaptación que hay que realizar lo antes posible. En el entendido que ambos padres trabajan es bueno dejar al niño en maños de profesionales que potenciarán en él sus potencialidades. Es importante que los padres sepan elegir el mejor lugar para dejar a su hijo dado que pasará muchas horas allí. Pero también deberá preocuparse que durante su estadía en el lugar el niño se desarrollará armónicamente en un ambiente tanto afectivo como efectivo.

Algunos aspectos importantes para una buena elección:

Tiene que contar con profesionales que puedan atender las  necesidades especiales del niño; psicólogos, psicopedagogos, fonoaudiólogos y especialistas en educación diferencial. Es importante que niño en este proceso participe de todas las actividades que se realicen en la jornada escolar junto a sus compañeros, incluyendo las salidas. Para que el niño no sufra abandono por parte de sus pares. Es importante que los padres puedan hacer un seguimiento del programa educativo especial  que profesores y especialistas elaboraron para su hijo para, así, apoyar en casa ese aprendizaje.

Un recurso importante son los compañeros de curso, si esta relación es positiva el niño podrá aprender y llevar adelante su proceso de inclusión escolar de mejor manera. Los profesores tienen que  trabajar desde el primer momento la colaboración, la solidaridad y un clima positivo en la sala de clases.

Otro punto importante en este proceso es la adaptación, valorizando las diferencias individuales y adaptando los diferentes estilos de comunicación, el espacio y la forma de aprendizaje que cada uno de estos niños necesita. El profesor deberá adaptar también el material para los diferentes tipos de habilidades.

Para lograr un buen aprendizaje el profesor beberá emplear las estrategias lógico-visuales, mapas, esquemas, usando mapas mentales y conceptuales. La  esquematización y la organización anticipada del conocimiento son fundamentales para ayudar a los alumnos que presentan mayor dificultad en el proceso de aprender. Son útiles también los mapas y los diagramas.

Los procesos cognitivos y estilos de aprendizaje como la atención, la memorización, la planificación y los problemas favorecen el desarrollo psicológico y el comportamiento, lo cual es importante para valorizar los diferentes estilos cognitivos e inteligencias presentes en el aula.

Los padres tienen el derecho de conocer la metodología que aplican para desarrollar en cada alumno el respeto por cada uno de los procesos cognitivos.  Este proceso es un objetivo trasversal en cada actividad didáctica.

El profesor deberá trabajar las emociones y las variables psicológicas del aprendizaje porque las emociones juegan un papel primordial en la motivación y en el deseo de participación. Por lo tanto es necesario observar el nivel de compromiso de los profesores  para desarrollar en los alumnos una imagen positiva de sí mismos y  obtener buenos niveles de autoestima y autonomía. También la evaluación deberá ser formativa y personalizada al finalizar el proceso de aprendizaje.

Articulo Previo

¿Somos felices los chilenos? Claves para lograr el bienestar

Articulo Siguiente

Orejas aladas y ginecomastia: principales operaciones para evitar bullying escolar

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *