Ejercicio, un buen aliado en el embarazo – PadresOk

Ejercicio, un buen aliado en el embarazo

Compartir:
pregnant-1561767__340

Por doctor Ignacio de la Torre.

Con mucha frecuencia en mi consulta veo embarazadas que pese a estar bastante motivadas con realizar actividad física, no lo hacen por temores asociados con los riesgos que el ejercicio puede generar en la gestación. A continuación, algunas preguntas y respuestas que permiten clarificar el tema y dar tranquilidad a la futura mamá.

¿Cuáles son los beneficios del ejercicio en el embarazo?

Disminuye el riesgo de abortos espontáneos y de sobrepeso-obesidad, favorece el estado circulatorio, especialmente la función cardiovascular
y ventilatoria, y mejora la imagen corporal. Respecto del tipo de parto, las mujeres que se han ejercitado tienen menos riesgo de cesárea, requieren menores dosis de anestesia, retornan precozmente a sus actividades habituales y tienen menos incontinencia urinaria posterior al nacimiento.

¿Existen riesgos para la embarazada o el feto?

Contrario a lo que muchas personas opinan, el ejercicio no se asocia a abortos, partos prematuros y recién nacidos de bajo peso. Se recomienda practicar un ejercicio de intensidad moderada al menos durante 45 minutos, 3 veces por semana.

Además, durante la gestación se debe evitar la inmovilización prolongada de la mujer, ya que aumenta el riesgo de trombosis y complicaciones vasculares. La decisión acerca del tipo y nivel de ejercicio debe quedar a cargo de cada mujer previa consejería de su médico tratante.

¿Qué ejercicios son más adecuados?

Principalmente los ejercicios aeróbicos como caminata, natación e hidrogimnasia. No se recomiendan los ejercicios con levantamiento de peso, dado los cambios posturales que pueden determinar lumbagos y se deben evitar los deportes en altura y el buceo, así como los de contacto, por el riesgo de traumatismo fetal.

¿Qué precauciones deben tomarse?

La práctica deportiva es segura durante el embarazo normal, sin embargo, cualquier mujer que sienta fatiga, falta de aire, palpitaciones, dolor abdominal, sangrado o pérdida de líquido vaginal, debe consultar por atención médica. Quienes padezcan algunas enfermedades del embarazo, como
preclampsia, alteraciones placentarias y sangrado genital, no deben realizar ejercicio sin autorización de su ginecólogo tratante.

El ejercicio es saludable y en el embarazo es de gran ayuda para aliviar la ansiedad y disminuir las molestias mecánicas asociadas a los cambios del sistema locomotor, como dolor articular, dolor de espalda y hombros. También ayuda al control de peso. Todos estos beneficios están disponibles
sin generar riesgos para la madre ni el feto, por lo cual recomiendo regularmente a mis pacientes aumentar su actividad física de acuerdo a sus intereses y posibilidades.

Para aquellas sedentarias es bueno comenzar con una caminata diaria de 30 a 60 minutos.

Para mayor información sobre el embarazo, parto y lactancia pueden visitar mi página www.dridelatorre.cl o seguir mi twitter
@dridelatorre.

Articulo Previo

Dolores de espalda en el embarazo ¿Son normales?

Articulo Siguiente

¿Cuál es el límite de edad para tratamientos de reproducción asistida?

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *