Aprende a realizar una reanimación cardiopulmonar – PadresOk

Aprende a realizar una reanimación cardiopulmonar

Compartir:
NIÑOS Y PISCINAS

Es muy importante saber ejecutar la reanimación cardiopulmonar (RCP,) ya que con una rápida reacción frente a un ahogo en piscinas y playas, o un ataque al corazón, puedes salvar una vida y evitar secuelas.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es una técnica para salvar vidas que es útil en muchas emergencias, incluso un ataque al corazón o cuando alguien casi se ahogó, cuando la respiración y los latidos del corazón de la persona se han detenido.

“Es una técnica que permite mantener la oxigenación de los órganos vitales a través de comprensiones torácicas, en aquellas situaciones en que la persona no respire, tenga pérdida brusca de conciencia y/o no tenga pulso”, afirma el Dr. Rafael Guevara, médico residente de urgencia de Clínica Tabancura.

La RCP combina respiración boca a boca y comprensiones cardíacas.

  • La respiración boca a boca suministra oxígeno a los pulmones de la persona
  • Las comprensiones cardíacas mantienen la sangre oxigenada circulando hasta que se puedan restablecer la respiración y las palpitaciones cardíacas

Respecto a los síntomas, se debe practicar RCP si una persona sufre de un paro respiratorio o tiene una dificultad para respirar, si sufre de ausencia del pulso o pérdida del conocimiento.

PRIMEROS AUXILIOS

El Dr. Guevara explica el cómo actuar ante una situación que requiera de primeros auxilios:

  • Verificar si hay respuesta de la persona
  • Si no hay respuesta, llamar a emergencias
  • Colocar a la persona cuidadosamente boca arriba
  • Realizar compresiones cardíacas: colocar la base de una mano sobre la otra en la base del esternón o entre los pezones. El paciente debe estar en una superficie firme
  • Aplicar 30 compresiones, logrando que el tórax se comprima un tercio de su diámetro. Realizar un conteo normal y verbalizado
  • Luego dos ventilaciones según la técnica de insuflaciones, y repetir ciclo
  • Abrir la vía respiratoria de la persona, levantándole la barbilla. Al mismo tiempo, inclínele la cabeza hacia atrás empujando la frente hacia abajo con la otra mano
  • Si la persona no está respirando o tiene dificultad para respirar: ciérrele la nariz apretándola con los dedos, mantenga la barbilla levantada y la cabeza inclinada, dé dos insuflaciones de un segundo boca a boca, haciendo que el pecho se levante
  • Si la persona comienza a respirar de nuevo, colóquela en posición de recuperación (de lado) y revise periódicamente la respiración hasta que llegue la ayuda
  • Cumplidos dos minutos, aproximadamente cuatro ciclos, reiniciar el RCP hasta que llegue el equipo de emergencia

Ahora bien, estas técnicas varían dependiendo de la edad y el tamaño de la persona que la requiere. La fuerza que se aplica en un adulto no puede ser igual a la que se aplica en un niño y menos un bebé.

Para el Dr. Rafael Guevara, “se puede presentar daño cerebral permanente o la muerte en unos pocos minutos si el flujo de sangre en una persona se detiene. Por lo tanto, se debe continuar con la RCP hasta que los latidos y la respiración de la persona retornen o hasta que llegue ayuda médica entrenada”, afirma el especialista.

La RCP es una técnica muy simple, fácil de aprender y realizar, que puesta en práctica en el momento oportuno puede representar la diferencia entre la vida y la muerte.

Articulo Previo

¿Por qué los niños mojan la cama de noche?

Articulo Siguiente

Ojos, el nuevo libro de la colección BaPUM!

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *