¿Cómo son las embarazadas chilenas? – PadresOk

¿Cómo son las embarazadas chilenas?

Compartir:
couple-1126637_960_720

Columna del doctor José Andrés Poblete.

El estereotipo ideal de embarazada -aquella mujer que estaba encinta en una edad ideal y con un buen peso va en retroceso, desgraciadamente. El perfil epidemiológico de quienes hoy se embarazan ha cambiado radicalmente.

Por un lado, la edad ha aumentado progresivamente, por lo que cada vez es más frecuente que mujeres mayores de 35 años tengan su primer embarazo y, por otro lado, ha habido un incremento de mujeres que llegan con sobrepeso al momento de la concepción.

Según un estudio publicado en la Revista Médica de Chile -investigación realizada por dos prestigiosos médicos de la División de Obstetricia y Ginecología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, doctor José Donoso y doctor Jorge Carvajal- en el período 2000 – 2009 el 51% de las muertes maternas se debió a enfermedades de la madre concurrentes y a hipertensión arterial. Dicha investigación también permitió establecer que las mujeres de 40 o más años con patologías concurrentes tienen la tasa de mortalidad materna más alta (24,9/100.000 nacidos vivos).

En el caso de la hipertensión arterial, el síndrome hipertensivo del embarazo (preeclampsia/eclampsia) es más prevalente en los extremos de la edad reproductiva.

Uno de los grandes problemas del alto riesgo materno y perinatal es la obesidad materna que constituye un severo problema de salud pública. Según la última Encuesta Nacional de Salud, más de la mitad de las embarazadas chilenas inician su control de embarazo con sobrepeso u obesidad, factores que se asocian a una mayor frecuencia de malformaciones congénitas, aborto recurrente, parto prematuro y diabetes, entre otras complicaciones.

Con todo lo anterior, los dos principales consejos para un embarazo saludable son: tratar de no postergar la maternidad y evitar el sobrepeso u obesidad.

Articulo Previo

Peso ideal, embarazo ideal

Articulo Siguiente

¡Una de cada 10 mujeres tiene endometriosis y podría no saberlo!

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *