Neurofeedback: la técnica que mejora la capacidad cerebral de los niños – PadresOk

Neurofeedback: la técnica que mejora la capacidad cerebral de los niños

Compartir:
child-1871104__340

• Reconocida por la Asociación Americana de Pediatría y la American Psychological Association (APA) como una terapia efectiva para el tratamiento de varias patologías infantiles, la técnica no invasiva que ha causado revuelo en Estados Unidos, Alemania, Holanda, España y México, ya llegó a Chile.

• Este método, que registra y modula la actividad eléctrica cerebral mediante el uso de electrodos, promueve el óptimo funcionamiento neuronal, estimulando el aprendizaje infantil y la capacidad de atención y concentración, entre otros beneficios.

Hoy en día es cada vez más común escuchar que a temprana edad diagnostican a los niños con Trastorno de Déficit Atencional (TDA). Basta consultar en una reunión de apoderados cuántos hijos están medicados por esta razón, para constatar que este trastorno neuroconductual va en alza. No por nada, en el último año se diagnosticaron más de 50 mil casos en nuestro país, representando entre el 5 y 10% de la población infantil.

Para tratar este y otros trastornos de manera no invasiva y efectiva, es que Alejandra Escandón -reconocida neuropsicóloga chilena entrenada en Estados Unidos, que colaboró en proyectos de investigación vinculados a neurociencias y psicología del desarrollo en prestigiosas instituciones como Cornell University y Yale University y única profesional a nivel sudamericano en contar con la licencia BCN (Board Certified in Neurofeedback)- regresó a Chile para instalar Andes Neurofeedback, un centro especializado en el uso de este método que fomenta el autocontrol de determinados patrones de la actividad cerebral, produciendo el óptimo desempeño neuronal del paciente, gracias a la aplicación de un software de última generación.

Mediante esta técnica se entrena al niño para que logre controlar las funciones sobre las que normalmente no ejerce un manejo consciente como, por ejemplo: la planificación, la focalización de la atención, la organización de objetivos, el autocontrol y la propia regulación emocional.

Para conseguirlo, se le colocan electrodos en su cuero cabelludo que se encargan de recoger y analizar las ondas cerebrales, a través de la aplicación de un programa informático, similar a una película o videojuegos.

Así cada vez que el niño exhibe un patrón de ondas cerebrales normal, obtiene una marca a modo de premio o recompensa. De esta manera, el paciente aprende a jugar con su cerebro y a autorregularlo, primero con la ayuda del programa y más tarde, en sus actividades cotidianas.

Este método ha probado ser efectivo en casos de trastornos de déficit atencional e hiperactividad (TDA –TDAH), trastornos de obsesivos compulsivos (TOC), trastornos de ansiedad y ánimo, problemas de insomnio, algunas adicciones y crisis de pánico o angustia, entre otros.

Articulo Previo

Ciruelas secas: ¿Cuáles son sus beneficios?

Articulo Siguiente

Niños al desnudo. Enséñale a cuidar su cuerpo

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *