A proteger la fertilidad: mujeres que sufren cáncer – PadresOk

A proteger la fertilidad: mujeres que sufren cáncer

Compartir:
woman-2768830_960_720

Mujeres que sufren de cáncer pueden proteger su fertilidad gracias a modernas técnicas.

Las mujeres afectadas por esta enfermedad pueden preservar su fertilidad antes del tratamiento oncológico, con una tasa de supervivencia de los óvulos de más de 90 %, gracias al método Cryotop®.

En Chile aún existe un bajo conocimiento sobre las técnicas para preservar la fertilidad antes del tratamiento oncológico. En la clínica IVI Santiago, solo 42 personas lo han realizado.

Los tratamientos oncológicos a los que se exponen las mujeres en edad reproductiva pueden acabar definitivamente con su fertilidad, debido a los medicamentos utilizados para combatir la enfermedad. Por este motivo, las mujeres que han superado con éxito esta difícil prueba, deben enfrentarse en forma posterior a otro desafío, para algunas tan fuerte como el mismo cáncer, y es asumir que no podrán ser madres.

Sin embargo, la ciencia actual ofrece múltiples posibilidades para resguardar la fertilidad en forma previa al tratamiento con medicamentos citostáticos (utilizados en la mayoría de tratamientos oncológicos, como quimioterapia y radioterapia), como lo explica el doctor Carlos Troncoso, presidente de la Sociedad Chilena de Medicina Reproductiva y Director de la Clínica IVI Santiago: “Hoy en día disponemos de diversas estrategias para preservar la fertilidad en las pacientes oncológicas como son la transposición de los ovarios, la vitrificación de ovocitos y la criopreservación de tejido ovárico, las cuales abren la posibilidad de que las mujeres que han tenido cáncer puedan optar a ser madres”.

La vitrificación de ovocitos es uno de los procedimientos más utilizados en el mundo. Esta es una técnica de criopreservación ultra rápida que consigue solidificar el citoplasma del ovocito sin que se formen cristales de hielo. La clínica IVI Santiago utiliza un método llamado Cryotop®, el cual presenta una tasa de supervivencia ovocitaria de alrededor del 90 % y tasas de fecundación e implantación similares a las de los ovocitos fecundados en fresco, lo que convierte esta alternativa en una de las mejores opciones para las mujeres que desean ser madres luego de un tratamiento oncológico.

Las estrategias de preservación de fertilidad son diversas, y se recurrirá a una u otra dependiendo de varios factores. “A la hora de estimular los ovarios con el fin de vitrificar ovocitos, es necesario valorar el tiempo de que disponemos previo al inicio de la quimioterapia y el momento del ciclo en que se encuentra la paciente”, explica el doctor Troncoso.

Para aquellas mujeres que se sometieron a un tratamiento oncológico y no pudieron realizar este procedimiento en forma previa, no está todo perdido. Ellas pueden seguir teniendo la posibilidad de ser madres. “Pueden intentar un método natural, cuando el oncólogo así lo aconseje, sin embargo, las posibilidades de concebir son muy limitadas. Si conserva los ovarios, pero la reserva de óvulos es limitada, es posible realizar un tratamiento de reproducción asistida de alta complejidad como la Fecundación In Vitro (FIV). Dicho tratamiento consiste en la unión del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio con el fin de obtener embriones ya fecundados para transferir al útero materno. La tercera opción es la reproducción asistida con óvulos donados, la cual ha entregado excelentes resultados a las pacientes”, indica el doctor Troncoso.

Realidad chilena

En el país, aún existe un bajo conocimiento sobre las técnicas para preservar la fertilidad luego de un tratamiento oncológico. En la clínica de medicina reproductiva IVI Santiago, solo 42 personas lo han llevado a cabo en los 10 años que lleva abierta. “Es muy importante aumentar la conciencia acerca de estos procedimientos en la población, ya que el cáncer no necesariamente significa que no existan posibilidades de ser madre”, añade el Dr. Troncoso.

 

Articulo Previo

Terapia complementaria con caballos única en Chile

Articulo Siguiente

Avances en células madre

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *