Todo sobre la incontinencia urinaria – PadresOk

Todo sobre la incontinencia urinaria

Compartir:
spring-2298279__340

Entrevista a Sandra Miasnik, médico ginecóloga de Plenitud, marca experta en incontinencia de Kimberly-Clark.

P: ¿Qué es la incontinencia urinaria?

R: Para comprender qué es la incontinencia urinaria (IU), primero hay que entender qué es la continencia. Una vejiga es capaz de almacenar entre 350 y 550 mililitros de líquido, equivalentes a dos tazas de té. Luego, la orina pasa desde la vejiga a través de la uretra hacia el exterior. Según la Sociedad Internacional de Continencia (ICS) existen dos tipos básicos de incontinencia urinaria: La incontinencia urinaria de esfuerzo (IOE), que se produce cuando existe pérdida relacionada con un esfuerzo como toser, reír, estornudar, hacer ejercicios, cargar objetos pesados, etc; y la incontinencia urinaria de urgencia (IOU), que se manifiesta por la urgencia repentina e intensa de orinar”. Los órganos que se encuentran en la pelvis, entre ellos la vejiga, están sostenidos por un grupo muscular llamado “suelo pelviano”. Además el esfínter de la uretra es un músculo circular cuya relajación permite la salida de la orina al exterior y su contracción la impide. El debilitamiento de estos músculos produce una alteración en su función que propicia las pérdidas involuntarias de orina, como ocurre en la incontinencia de esfuerzo.

P: ¿Cuáles son los factores que la gatillan?

R: Por lo general, la incontinencia urinaria se presenta paulatinamente, no existiendo un factor que “la gatille”, pero si existen varios factores que se pueden dar de forma aislada o en conjunto que predispongan a su aparición a mediano o largo plazo como Por ejemplo el embarazo, el parto vaginal con desgarros del piso pélvico, prolapsos de los órganos de la pelvis, diabetes mellitus, y la obesidad.

P: ¿Por qué se habla tan poco de este tema?

R: Lamentablemente, la incontinencia aún es un tema tabú. Sin embargo, es un síntoma que se puede tratar y tiene solución, por lo que hablar de ella y visitar al médico contribuye a bajar barreras y mejorar la calidad de vida. El hecho de que la incontinencia no se vea, ni se hable de ella fomenta el desconocimiento respecto de este síndrome que es más común de lo que se cree. Muchas personas –mujeres y también hombres- la padecen, afectando su vida de manera física y emocional.

P: Hasta hace poco se asociaba la incontinencia urinaria sólo a personas de la tercera edad, pero ahora mujeres jóvenes también la padecen, ¿a qué se debe esto?

R: Hay que desmitificar que sólo los adultos mayores puedan sufrir de incontinencia debido a la edad. Las pérdidas de orina se pueden originar por diferentes motivos y a diferentes edades. Por ejemplo, después del embarazo algunas mujeres pueden sufrir pérdidas de orina.

Anteriormente, muchas mujeres pensaban que los pequeños escapes de orina al hacer esfuerzos, eran normales, no reconociéndose esto como un problema. Hoy en día, se habla más de este tema y por eso parece que hay más personas incontinentes, pero en realidad sólo se trata de un aumento en la concientización sobre esta problemática.

 P: ¿Existe algún factor durante el embarazo o luego del parto que propicie la aparición o desarrollo de la incontinencia? 

R: Como mencionamos antes, la incontinencia de esfuerzo se produce por el debilitamiento de los músculos del suelo pelviano. Esto, se produce especialmente en los casos en donde existe un aumento del peso que estos deben soportar. Por eso el peso extra sostenido que cargan durante el embarazo, o los desgarros que pueden producirse durante el parto, pueden afectar a la tonicidad de estos músculos si no se toman las medidas preventivas necesarias.

 P: ¿Qué resguardos pueden tomar las mujeres durante el embarazo y después del parto para evitarla?

R: Existen diversos ejercicios y entrenamientos como el Kegel y biofeedback que las mujeres pueden realizar antes, durante y después del embarazo para fortalecer la musculatura del suelo pélvico y disminuir un posible daño de los tejidos. Para esto, existen kinesiólogos especializados entrenados para ayudar a corregir y/o a prevenir la incontinencia.  

P: ¿Qué recomendaciones les darías a las mamás jóvenes que padecen de incontinencia?

R: Primero y antes que nada, que no sientan vergüenza. Esta molestia es muy frecuente y la padecen 1 de cada 4 mujeres. Lo importante es poder acudir al especialista (urólogo o uroginecólogo), diagnosticar la causa y buscar la solución más adecuada, que va desde intervenciones, a ejercicios y acompañamiento con productos adecuados para la protección.

 P: ¿Hay hábitos de alimentación o estilo de vida que puedan ayudar?

R: Sí, por supuesto! Lo ideal es mantener una vida sana y evitar el consumo de tabaco, así como alimentos y bebidas que produzcan irritación en la vejiga, como alcohol, café o picantes. Además, llevar una rutina urinaria, mantener una dieta rica en fibra para evitar el estreñimiento y reducir los kilos de más y utilizar productos que puedan ayudar a recuperar la calidad de vida y la confianza en una misma ayudarán en gran medida a sobrellevar o incluso evitar la incontinencia urinaria.

 

 

Articulo Previo

Avances en células madre

Articulo Siguiente

Alimentos que no se recomiendan en el embarazo

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *