Los incómodos tics: “No puedo controlarlo” – PadresOk

Los incómodos tics: “No puedo controlarlo”

Compartir:
girl-797837_960_720

Los movimientos involuntarios suelen aparecer en la infancia y pueden ser manejados si se aplica un adecuado tratamiento.

Realizar un movimiento facial o corporal específico de manera repetida es lo que comúnmente se denomina tics. Se trata de gestos involuntarios, rápidos y súbitos que se pueden presentar en diferentes partes del cuerpo.

El doctor Pedro Chaná, neurólogo y especialista en movimientos anormales de Clínica Alemana, explica que “los más comunes son los tics transitorios de la infancia, que se presentan por la falta de maduración del sistema nervioso central. Por eso, con la madurez hormonal, generalmente disminuyen o desaparecen. En algunos casos, también pueden presentarse por primera vez en la adultez, pero es menos común”.

Los pacientes suelen tratar de controlar el tic y, aunque lo logran durante unos minutos e incluso horas, tarde o temprano el movimiento involuntario vuelve a aparecer, algunas veces con mayor intensidad.

“Aunque no ha sido identificada la causa de los tics, las investigaciones han mostrado que en quienes los padecen existe un trastorno a nivel de neurotransmisores, sustancias químicas cerebrales como la dopamina y serotonina. Por eso con el estrés o la tensión emocional estos movimientos suelen aumentar y, por el contrario, disminuyen con la relajación o cuando la persona se concentra en una tarea absorbente”, indica el especialista.

Si bien la mayoría de las personas que padecen de tics no se ven seriamente afectadas, sí hay pacientes que buscan un tratamiento para eliminarlos porque sienten que interfieren en su vida cotidiana. Actualmente, existen terapias y medicamentos que son útiles para tratar los síntomas e, incluso, para erradicarlos por completo.

Tipos de Tics

  • Simples

Motores: pestañeos, sacudidas de cabeza, encogimiento hombros y muecas faciales.

Vocales: carraspeos de garganta, sonidos con la lengua y sonidos nasales.

  • Complejos

Motores: mover la cabeza, agitar las muñecas, hacer sonar los nudillos, hacer ruido con los dientes, dar saltos, tocar otras personas o cosas, oler cosas o las manos, copiar movimientos y, en ocasiones, hacer gestualidades obscenas.

Vocales: emitir palabras o frases fuera de contexto, y raramente, la emisión de obscenidades (coprolalia), hipo, ruidos animosos, jadeos y otros.

¿Qué es el síndrome de Tourette?

 Conocida como la enfermedad de los tics, el síndrome de Tourette afecta el sistema nervioso y se produce por una anomalía de los neurotransmisores. Los primeros síntomas de esta enfermedad generalmente se presentan antes de los 15 años.

“Para diagnosticar una enfermedad de Tourette se deben presentar tics en diferentes partes del cuerpo y, además, tener tics vocales. Estos movimientos se deben producir varias veces en el día, en general en forma irregular, con una duración de al menos un año, periodo en el que habitualmente fluctúan en cuanto a  número, frecuencia, tipo, localización y severidad, pudiendo incluso desaparecer por un tiempo”, afirma el doctor Chaná.

Articulo Previo

Alimentos que no se recomiendan en el embarazo

Articulo Siguiente

La menopausia precoz y el embarazo

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *