Consejos prácticos para el parto – PadresOk

Consejos prácticos para el parto

Compartir:
consejo parto

Cuando la hora final llega, una ola de emociones y ansiedades inunda a la futura madre. Por eso es bueno hacer los preparativos con anticipación. Aquí entregamos diez consejos, para que el parto y sus horas previas sean gratas e inolvidables.

Antes

· Converse con su ginecólogo y matrona la forma en que desea que se realice su parto. Sus preferencias junto a los consejos y experiencia del equipo médico la ayudarán a elaborar un buen plan de parto. Algunos puntos a considerar son, por ejemplo, si desea que su pareja u otro familiar la acompañe en la sala de parto, en qué pocición quiere dar a luz a su hijo y si desea recibir anestesia.

· Mantenga siempre a mano los teléfonos de su médico o matrona, para que los contacte apenas sospeche que se ha iniciado el trabajo de parto.

· Prepare con tiempo la maleta que llevará a la clínica, para que esté lista si el parto se iniciara antes de la fecha estimada. Además de sus artículos de uso personal y los documentos que le pedirán para ingresar a la maternidad, no olvide incluir la libreta telefónica con los números de familiares y amigos a quienes querrá avisar del nacimiento.

· Preocúpese de que su marido o la persona que la acompañará en el parto conozca sus preferencias, para que sea un real apoyo para usted.

· Pídale a otro familiar o amigo que tome las fotografías o grave un video si quiere dejar registrado el nacimiento de su hijo.

Durante

· Cuando las contracciones sean más frecuentes e intensas, probablemente sentirá molestias y dolor. Busque la posición que le sea más cómoda. Algunas mujeres prefieren caminar, otras se sienten mejor acostadas, aunque es bueno mantener el tronco erguido, porque de este modo el feto ejerce presión sobre el cuello del útero, ayudando a que se abra.

· Cuando el cuello del útero esté dilatado y el bebé empiece a descender hacia el canal de parto, sentirá deseos de pujar pero debe frenarlos, concentrándose en la respiración. Para que los músculos vaginales se distiendan en forma natural y así evitar desgarros, puje sólo cuando el médico se lo indique.

· Concéntrese en ayudar a su hijo a nacer y en que todo saldrá bien. El miedo y la ansiedad sólo incrementarán el dolor.

· Algunos médicos sostienen que la mejor posición para dar a luz es la vertical, ya sea en un sillón de parto, semisentada en la camilla o en cuclillas. De este modo, la ayudará la fuerza de gravedad, porque si está totalmente acostada deberá trabajar en contra de ella.

· Mientras expulsa al niño, deberá acelerar su respiración, tomando pequeñas porciones de aire por la boca, pero cuidando que no sean demasiado profundas, porque puede hiperventilarse y sentirse mareada. En caso de que eso ocurra, ponga sus manos sobre su boca y nariz, sin cubrirlas del todo.

· Puede que el cansancio y el dolor la desanimen, en especial si el parto es lento, pero recuerde que falta poco para que nazca su hijo y así encontrará fuerzas para seguir adelante.

Fuente: “Estoy embarazada: ¿Qué debo saber?”, Editorial Grijalbo / “Concepción, embarazo y parto”, doctora Miriam Stoppard, ediciones Javier Vergara

Articulo Previo

Los secretos del cerebro femenino durante la maternidad

Articulo Siguiente

Dato de la semana… Gimnasia para embarazadas

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *