El temido cáncer…¿es posible prevenirlo? – PadresOk

El temido cáncer…¿es posible prevenirlo?

Compartir:
baby-2151764__340

Pese a los enormes avances de la ciencia, aún se desconoce la causa específica del cáncer, uno de los mayores desafíos de la comunidad científica internacional. La doctora Carmen Cao Pochintesta, hemato-oncóloga de Clínica Las Condes, afirma que a diario se realizan grandes avances en el campo de la investigación sobre el cáncer, los que han logrado mejorar la detección precoz y el tratamiento de la enfermedad, haciendo que su pronóstico y sobrevida sean cada día más esperanzadores.

“El desconocer qué provoca cáncer hace muy difícil su prevención, sin embargo existen diversos estudios que demuestran que ciertas situaciones y hábitos pueden aumentar el riesgo de presentar el mal. Algunos tipos de cáncer prevenibles son de pulmón, esófago, boca, laringe, estómago, páncreas, riñón, vejiga, colon, mama, piel, cérvico-uterino y de vesícula biliar, entre otros”, explica la doctora.

En el caso de los niños, la profesional afirma que sólo un 5% de los cánceres se heredan genéticamente de padres a hijos, y que existen sospechas de que factores como el estar en un ambiente cargado de humo, ser hijo de una madre que consume drogas o que se expone a rayos X durante el embarazo y ser portador del virus de la hepatitis B, entre otros, pueden aumentar las probabilidades de sufrir la enfermedad. “Las investigaciones recomiendan contra el cáncer infantil adoptar un estilo de vida sano, evitar ambientes cargados de contaminantes, comer frutas y verduras todos los días y limitar la ingesta de carnes altas en grasas y frituras, entre otros hábitos”, señala.

En tanto, para la población en general, a continuación la doctora Carmen Cao enumera diversos factores que han demostrado estar relacionados con la aparición de cáncer:

*Tabaquismo. En el humo de los cigarrillos se han identificado más de 40 sustancias consideradas carcinógenos y el fumar es responsable de casi todos los casos del cáncer del pulmón. También ha sido implicado en el cáncer de boca, laringe, esófago y estómago, entre otros.

*Exposición a los rayos ultravioleta. La exposición solar y el uso de máquinas de sol artificial para broncearse constituyen un factor de riesgo de cáncer de piel. Para evitar los daños se recomienda no exponerse al sol durante las horas de máxima radiación solar (10 de la mañana a 4 de la tarde), utilizar filtros solares con un factor de protección alto y usar ropa protectora, incluyendo lentes de sol.

* Sedentarismo. La doctora Carmen Cao Pochintesta, indica que la inactividad física se ha relacionado con el desarrollo de diversos cánceres, incluidos los de colon y mama. El ejercicio practicado con regularidad reduce estos riesgos y confiere numerosos beneficios para la salud, por lo que se recomienda practicar algún tipo de ejercicio durante mínimo 30 minutos, idealmente 3 veces por semana.

*Riesgos medioambientales. Tanto en el trabajo como en el hogar, toda persona se debe informar y tomar conciencia de riesgos como la radiación (rayos X) y el uso de sustancias químicas, a través de los prospectos de seguridad de los materiales y manuales de prevención.

*Relaciones sexuales inseguras. A fin de evitar la propagación del virus papiloma, causante del cáncer cervicouterino, se recomienda tomar medidas para la prevención de las enfermedades de transmisión sexual, como limitar la exposición a parejas sexuales múltiples.

Señales de alerta en los niños

La presencia de los siguientes signos y síntomas en los niños deben alertar a los padres ante el riesgo de alguna probabilidad de cáncer.

-Fiebre y pérdida de peso prolongadas y sin causa aparente.

-Palidez, dolor de cabeza y acompañado de vómitos.

-Inflamación o masa abdominal anormal.

-Hinchazón en la cabeza.

-Desarrollo de hematomas o sangrado excesivo.

-Cambio súbito en el equilibrio y en el comportamiento del niño.

Alimentación y cáncer

Seguir una dieta saludable es un aliado muy importante en la prevención del cáncer, ya que la obesidad y el sobrepeso se han relacionado con el desarrollo de diversos tipos de la enfermedad, incluidos los de mama, colon y útero. El consumo de alimentos saludables en raciones más pequeñas contribuye a reducir los kilos de más y a mantener el peso dentro de los límites saludables. A continuación, la profesional señala algunas pautas a seguir: * *Consumir como mínimo 5 raciones de fruta y verduras al día.  *Disminuir el consumo de grasas saturadas a partir de la carne, de los productos lácteos enteros y de los alimentos procesados.  *Incluir alimentos ricos en fibra como pan y cereales integrales, fruta y hortalizas crudas.  *Limitar el consumo de alimentos fritos o asados a la parrilla, ya que en esta forma de cocción produce benzopirenos, sustancias cancerígenas.  *No consumir en exceso alimentos preparados con humo, con sal excesiva, o conservados en vinagre, ya que producen nitrosaminas, sustancias también cancerígenas.  *Consumir alcohol con moderación.

Artículo publicado en revista PadresOk

 

Articulo Previo

Uso de frenillos en los niños

Articulo Siguiente

¿Cómo influye la comida en la concentración?

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *