¡Cuídalo de los resfríos! – PadresOk

¡Cuídalo de los resfríos!

Compartir:
autumn-275920__340

Por Gelmy Barrera Abarca, enfermera y Docente de la Escuela de Salud de Duoc UC.

 Con el cambio de estación se producen cambios en la temperatura ambiental; la gran diferencia que se produce entre la mañana, el mediodía y la tarde hace que, habitualmente, vistamos a los niños acorde a la temperatura ambiente.

La llegada del invierno implica también la llegada de virus que suelen ser epidémicos. Las enfermedades respiratorias son las más comunes y entre ellas, la más frecuente es el resfrío. Esto se produce porque los mecanismos de defensa de la nariz y boca están más vulnerables, por lo que es mucho más fácil que un virus se apodere del cuerpo de nuestros hijos. Además, en invierno generalmente optamos por dejar a los niños en espacios cerrados y poco ventilados, lo que genera una mayor circulación de virus.

Los niños están más expuestos a que un simple resfrío pase a una bronquitis, neumonía o laringitis. Desde hace unos años hemos contado con una campaña de vacunación que contribuye a disminuir la presencia de influenza, pero los virus son oportunistas, y capaces de competir unos con otros por los mismos pequeños. Muchas veces los virus que circulan no son los mismos para los que vacunamos, pero el Ministerio de Salud elige aquellas enfermedades más graves para vacunar a la población. En este contexto debemos tener presente que no existen recetas milagrosas que eviten que los niños contraigan un resfrío, pero sí es muy importante que tengan una nutrición óptima para enfrentar esto. La vacunación, cuando existe, hace que los síntomas sean más leves y los riesgos de complicaciones graves sean menores.

¿Cómo podemos preparar a los niños para enfrentar los cambios de temperatura y enfermedades respiratorias?

  • La lactancia materna protege de las infecciones respiratorias, reduce el riesgo de otitis y la hospitalización por neumonía infantil.
  • Es importante evitar aglomeraciones, salidas al mall con los niños, u otros espacios públicos llamados “caldos de cultivo”.
  • Lavar las manos de los niños constantemente, y enseñarles a taparse la nariz con el codo cuando estornuden.
  • En la medida de lo posible, no llevar a los menores al jardín con un resfrío, y desinfectar siempre juguetes y muñecos.
  • La vacunación es una buena medida de prevención. El Ministerio de Salud se comporta como un ente riguroso en la oferta de vacunas con respaldo internacional.
  • Los virus no se eliminan con antibióticos. El uso innecesario de ellos puede perjudicar la mejora de éste en los niños, por eso hay que evitar la automedicación.

¿Cómo saber si afectaron los cambios de temperatura? El primer signo de alerta es que el niño/a comience con fiebre, dificultad respiratoria o dolor de oídos, después de algunos días de haber comenzado el cuadro. Generalmente, cuando es un cuadro viral, la fiebre y el resfrío parten juntos, o el resfrío parte sin fiebre. También otro signo de alerta es una fiebre que comienza con los síntomas respiratorios, pero se mantiene más de 72 horas.

 

Articulo Previo

Vitamina C en el embarazo: un aporte necesario 

Articulo Siguiente

Afecciones cardíacas infantiles ¿Cómo está su corazón?

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *