¿Cómo evitar la obesidad infantil de cara al inicio de las clases y la comida chatarra? – PadresOk

¿Cómo evitar la obesidad infantil de cara al inicio de las clases y la comida chatarra?

Compartir:
people-2596979__340

Por Victoria Stitchkin Sanhueza, docente de Técnico en Nutrición y Dietética de Duoc UC

Comienza un nuevo ciclo escolar. Inicio de jornadas temprano y término de actividades a altas horas de la noche. Por ello, es importante que la alimentación entregada a nuestros niños sea lo más balanceada y nutritiva posible, y que contribuya al rendimiento escolar y a las actividades propiamente tal de esta etapa, que fundamentalmente es jugar. Por lo tanto, debemos tener presente ciertos consejos que nos permitirán controlar la nutrición, alimentación y obesidad infantil frente a la tentación de la comida chatarra.

  1. Nunca comenzar la jornada escolar con el estómago vacío, ya que el cerebro se alimenta de glucosa que es obtenida por medio de los alimentos, de esta manera ellos se podrán concentrar mejor y tener la energía necesaria.
  2. El desayuno debe ser en base a un lácteo descremado y sin azúcar, cereal integral, como pan pita o molde integral, avena, o algún cereal bajo en azúcar que se pueden encontrar en el mercado.
  3. Si el niño (a) no amanece con un gran apetito por la mañana, tratar de que consuma al menos un lácteo antes de ir al colegio y luego, a la hora del recreo, que consuma el resto del desayuno, que puede ser el cereal o una fruta de estación, pero nunca reemplazar ese lácteo por un té y menos café, ya que estos productos para ellos no tienen ningún aporte de nutrientes para su desarrollo.
  4. Importante en esta época de calor, que el niño (a) se mantenga hidratado, por lo mismo no olvidemos enviar una botella para el agua dentro de su mochila y que sepa que la tendrá disponible para beber en caso de tener sed.
  5. Planifique las colaciones de la semana, por ejemplo: lunes-fruta; martes-lácteo; miércoles-frutos secos… de esta manera, el niño (a) no se aburrirá de consumir lo mismo todos los días y nos aseguramos de estar entregando una alimentación variada y saludable.
  6. Por último, el almuerzo en el colegio. Generalmente, el horario de almuerzo es más temprano del que habitualmente se realizó durante estas vacaciones, por lo mismo, mientras se adapte, es buena idea enviar una ensalada surtida al colegio para ser consumida en el horario del almuerzo y luego al llegar a casa, almuerza el plato principal, que exista, como charquicán, arroz con carne etc., así evitamos que se pierda la comida enviada o que el niño(a) coma dos veces el almuerzo del día y que esto afecte en un peso corporal.

Todos estos consejos ayudarán a evitar los aumentos de peso en nuestros niños, y a ordenar de a poco los hábitos saludables, para prevenir la tan temida obesidad infantil.

Por otra parte, en el caso de la comida chatarra, lo más importante destacar es que esta está presente en nuestras vidas, y en la de nuestros hijos, por lo que debemos aprender a convivir con ella, siendo primordial entender, que jamás debemos premiar a nuestros hijos con este tipo de alimentos, ya que ellos automáticamente lo asociarán a un patrón positivo de comportamiento.

Por último, jugar al aire libre y practicar deportes, ayudarán a nuestros hijos a que se desarrollen sanos y sean felices previniendo así la obesidad infantil, que esconde un problema mayor de salud.

 

 

Articulo Previo

FontUP el nuevo complemento nutricional para personas con Sindrome de Down

Articulo Siguiente

Papás: No confundir problemas a la vista con déficit atencional

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *