Mamá…quiero crecer – PadresOk

Mamá…quiero crecer

Compartir:
child-1241825__340

Aunque no es posible aumentar significativamente el potencial de crecimiento genético de tu hijo, sí puedes garantizar que crezca todo lo posible si se alimenta bien, descansa lo suficiente y hace actividad física.

Estar atentos al crecimiento y al desarrollo de los hijos es una de las tareas fundamentales de los padres. Así lo indica Verónica Mericq, endocrinóloga infantil, quien precisa que el crecimiento integra todo el bienestar biológico, síquico y social de los niños. “Cuando se alimentan bien, de forma completa, duermen adecuadamente y realizan deportes -idealmente 3 a 5 veces por semana- expresan su máximo potencial de desarrollo, que en general es similar a la curva de los padres”, recalca.

Desde la cuna

Durante el primer año de vida, el bebé crece aproximadamente 25 cm. En el segundo, esta cifra cae a 12 cm y en el tercero, a 8. Entre los 4 y los 10 años, lo hacen en un promedio de 6 cm anuales. Y a partir de los 11, edad en que habitualmente se inicia la pubertad, se produce el llamado estirón, que puede incrementar la velocidad de crecimiento en más de 50%. Y es que, definitivamente, la pubertad constituye un hito importantísimo en el proceso de crecimiento. Según los estudios realizados en nuestro país, esta etapa se inicia -como promedio- a los 10,6 años con una variación de más o menos 2,5 años. Durante este período, las niñas crecen alrededor de 8 centímetros y los niños 11. “Entre los 16 y los 17 años, la mayoría de los jóvenes ya ha fusionado sus huesos y deja de crecer. Sin embargo, hay algunos que experimentan un patrón de desarrollo un poco más tardío”, acota Verónica Mericq. Aunque no es posible aumentar significativamente el potencial de crecimiento genético de tu hijo, sí puedes garantizar que crezca todo lo posible si se alimenta bien, descansa lo suficiente y hace actividad física.

Nutrición, descanso y ejercicio

Son numerosas las variables que se conjugan para favorecer un crecimiento bajo o alto en los niños. Algunas de las más importantes que los padres deben tener en cuenta son:

◆◆ Nutrición adecuada. Desde el momento de nacer los niños tienen que recibir una dieta equilibrada y rica en proteínas, vegetales y frutas.

◆◆ Buena salud física, mental y emocional. Se ha demostrado que el afecto influye de manera importante en el crecimiento y en el nivel de estatura.

◆◆Hacer ejercicios. La actividad física estimula la producción diaria de la hormona del crecimiento, especialmente cuando se realizan deportes aeróbicos como bicicleta, trote, vóleibol y natación.

◆◆ Dormir lo suficiente. Las dos terceras partes de la producción diaria de la hormona del crecimiento ocurren durante la noche, sobre todo desde las 9 a las 12. Los especialistas recomiendan un mínimo de 11 horas en el caso de los menores de 6 y de 9 horas si se trata de prepúberes.

◆◆ La edad en que se produzca la pubertad. Si es más tardía, los niños alcanzarán una talla mayor que si proceso de desarrollo se adelanta.

Es muy pequeñito

Los casos de crecimiento menor de lo esperado representan alrededor del 3% de la población y existen varios factores que pueden explicarlo. El primero de ellos, y más importante, es si hay antecedentes de talla baja familiar. También influyen posibles enfermedades sistémicas, como anemia, afecciones al hígado, pulmón y riñón; otras de tipo óseas, genéticas, endocrinas, retraso del crecimiento intrauterino e idiopáticas (sin causa conocida), ¿Qué hacer en estos casos? ➦➦Dependiendo de la edad en que este déficit sea detectado y de la causa que lo origine, existen mecanismos que permiten regular la estatura del niño. Para determinar su origen se realizan algunos exámenes que permiten conocer, por ejemplo, si los niveles de hormonas tiroídeas y del crecimiento son normales.

➦➦De no ser así, se puede iniciar un tratamiento para regular la función de la hipófisis, que es la encargada de producir estas hormonas. Las estadísticas señalan que con este método se puede aumentar de 2 a 3 cm por año de tratamiento, pero éste debe comenzar tempranamente, al inicio de la pubertad, para obtener el máximo provecho y justificar su costo, que por cierto es bastante alto.

➦➦Otros métodos intentan frenar o retardar el desarrollo puberal de los menores, para prolongar el período en que se puede crecer, pero por lo general solo se utiliza en niños con cuadros de pubertad precoz.

¿Por qué no crece?

El historial de crecimiento de un niño con baja estatura es decisivo para su tratamiento. A partir de él se debe diferenciar a quienes tienen retardo de crecimiento prenatal -por enfermedad materna, exposición a toxinas, alcohol, cigarrillos, medicamentos, drogas o problemas en el parto- de aquellos que nacen en condiciones normales y luego dejan de crecer como se esperaba. En este caso es necesario descartar elementos como la mala alimentación, exposición a un conflicto emocional grave y problemas en la absorción intestinal de los alimentos, entre otros. Asimismo, se debe analizar si el niño presenta algún tipo de enfermedad como insuficiencia renal o cardiopatías congénitas; las que pueden dificultar el conseguir una talla mayor.

 Problemas de crecimiento.Una radiografía de mano es un buen reflejo de lo que está pasando con la madurez biológica de un niño, ya que en ella existe una gran cantidad de huesos que otorgan una valiosa información acerca del desarrollo óseo.

Consulta a un especialista

Los pediatras son quienes deben llevar un registro de la evolución del desarrollo de un niño. Si ellos detectan una desviación en la curva de crecimiento, pueden solicitar información a los padres o enviar directamente a la consulta del especialista. De todas formas, si el papá o la mamá tienen dudas respecto a si su hijo está creciendo bien, deben tener en cuenta los siguientes puntos:

➤➤Si tu hijo es el más bajo de su curso o dentro de su grupo de amigos.

➤➤Si su estatura es significativamente más baja que la de su potencial genético. Si entre los 4 y 11 años crece menos de 5 centímetros por año.

➤➤Si su velocidad de crecimiento es baja para su edad y sexo.

➤➤Si se evidencian cambios significativos en el patrón de crecimiento, especialmente después de los 18 meses.

Articulo Previo

Nueva línea de zapatos se suma a Infanti Clothes

Articulo Siguiente

Su mascota…¡Es su gran amiga!

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *