Células madre…sabes todo lo que pueden hacer por tu bebé – PadresOk

Células madre…sabes todo lo que pueden hacer por tu bebé

Compartir:
baby-1531063__340

Las células madre son un seguro de salud y vida a futuro, para los niños y sus familias. Hoy en día se utilizan para el tratamiento de más de 90 patologías, combatiendo enfermedades que hasta ahora eran incurables. Por eso son consideradas un verdadero tesoro que hay que conservar.

EL primer transplante de células madre del cordón umbilical se realizó en el año 1988, en Francia, y desde ese momento hasta hoy el avance de este tipo de tratamiento ha sido increíblemente rápido. Se hizo realidad en Chile hace más de 10 años, con la creación de los primeros bancos de células madre privados -entre ellos, Vidacel y South Genetics- que ahora llegan a trece. Según Cristian Rivera, director comercial de South Genetics, en los primeros años era poco el interés y el conocimiento sobre el tema. “Las familias que contrataban eran aquellas con un historial de enfermedades relacionadas con la sangre o extranjeros que conocían mejor la importancia de las células madre. Hoy ese perfil ha cambiado, hay más información y las personas piensan en este servicio como un ‘seguro’; una apuesta a futuro, pensando en el potencial que tendrán las células madre en medicina cuando sus hijos sean mayores”.

El poder de las células madre

Las células madre entregan la posibilidad de vivir más y mejor. Como explica el doctor Alejandro Guiloff, director médico de VidaCel, que cuenta con 25 mil muestras en su banco privado y más de 2 mil en el banco público que creó, “detener la edad biológica de las células madre es estratégico en el proceso de regeneración de tejidos. Mientras más jóvenes sean nuestras células madre, mientras antes las conservemos, mejor mantendrán su calidad, potencialidad y propiedades. Definitivamente, las células madre que podemos conservar hoy son mejores que mañana”. De acuerdo a la opinión de Pablo Burr, gerente general de Bioscell, es importante entender que existen dos tipos de células madre: las hematopoyéticas, que provienen de la sangre del cordón umbilical; y las mesenquimales, provenientes de tejido de cordón umbilical, pulpa dental y tejido adiposo. Así funcionan:

❚❚ Las células madres hematopoyéticas cumplen la función de transformarse en sangre (glóbulos rojos, blancos, plaquetas) o en otras células madre. Permiten tratar más de 90 enfermedades de la sangre, entre ellas, leucemia, anemias, linfomas y varios síndromes de inmunodeficiencia congénitas.

❚❚ Las células madres mesenquimales se transforman en músculo, hueso o cartílago. Tienen la propiedad de regenerar tejidos y se utilizan en tratamientos cosméticos, de lesiones y de enfermedades regenerativas. Guardar las células madre en el nacimiento, o posteriormente conservar las de la pulpa dental o del tejido adiposo, tiene dos diferencias principales: hacerlo durante el parto da la posibilidad de guardar todos los tipos de células madre que existen -hematopoyéticas y mesenquimales- mientras que si se hace después, solo permite conservar las células madre del tipo mesenquimales.

Salvar y mejorar la vida.

Cuando un niño o un adulto tiene una enfermedad que amenaza su vida como el cáncer, los tratamientos tales como la quimioterapia o la radiación, que están diseñados para destruir las células cancerosas, también destruyen las células sanas. La buena noticia es que cuando están disponibles, las células madre de la sangre del cordón umbilical pueden usarse para reemplazar estas células destruidas y reconstruir la médula ósea y el sistema inmune, dándole al paciente una mayor oportunidad de recuperación. Actualmente las células madre de la sangre del cordón umbilical son usadas rutinariamente para luchar contra cerca de 90 enfermedades, incluyendo cáncer, leucemia, inmunodeficiencias y enfermedades genéticas. Por eso Cristian Rivera recalca que “el futuro del tratamiento con células madre de la sangre del cordón umbilical es brillante”. Algunas enfermedades tratadas hoy mediante trasplante de células madre de la sangre del cordón umbilical: ❚❚ Distintos tipos de anemia. ❚❚ Leucemias agudas y crónicas. ❚❚ Enfermedades linfoproliferativas ❚❚ Anormalidades hereditarias de los eritrocitos. ❚❚ Enfermedades histiocíticas. ❚❚ Enfermedades por almacenamiento liposomal. ❚❚ Enfermedades de los fagocitos. ❚❚ Enfermedades congénitas del sistema inmune. ❚❚ Anormalidades hereditarias de las plaquetas. ❚❚ Enfermedades de las células plasmáticas. ❚❚ Enfermedades hereditarias como síndrome de Lesch-Nyhan, hipoplasia cartílago-pelo y osteopetrosis. ❚❚ Enfermedades malignas como cáncer de mama, sarcoma de Ewing, neuroblastoma y carcinoma de células renales. Otras enfermedades que a futuro podrían ser tratadas con un trasplante de células madre del cordón umbilical son parálisis cerebral, enfermedades cardíacas, Alzheimer, diabetes, Parkinson, esclerosis múltiple, distrofia muscular y enfermedades hepáticas.

“Hoy en día las células madre se utilizan para el tratamiento de cerca de 90 enfermedades, a través de terapias probadas y aprobadas internacionalmente. Y en el futuro, los niños cuyos padres almacenen la sangre del cordón umbilical pueden tener mayor y mejor acceso a nuevas terapias celulares personalizadas -hoy en etapa de investigación clínica- pero que para entonces ya serán un tratamiento”, indica Cristian Rivera, director comercial de South Genetics.

Guardarlas es simple

Las células madre de sangre de cordón umbilical se recolectan al momento del parto, una vez que se ha cortado el cordón, independientemente de si es un parto vaginal o vía cesárea. Es un procedimiento simple, que dura cerca de 5 minutos y que resulta totalmente inocuo para el bebé y su madre. En este proceso se recolecta entre 20 y 120 cm2 de sangre.

◗◗ Para recolectar el tejido del cordón, se corta entre 10 y 15 cm de cordón umbilical, se limpia y se coloca en el frasco que tiene un medio de transporte especial, para que llegue en óptimas condiciones al banco de células madre escogido.

◗◗ Luego en el laboratorio, antes de 48 horas, se extraen las células madre y se criopreservan a 196 grados bajo cero en nitrógeno líquido, donde se detienen todos los procesos biológicos y su envejecimiento.

◗◗ Un proceso similar es el que se realiza desde el tejido graso o la pulpa dental, recolectando las células madre y criopreservándolas también a 196 grados bajo cero en nitrógeno líquido.

¿Cómo se conservan?

Generalmente, los bancos de células madre conservan sus muestras en Chile. La ventaja, según el doctor Alejandro Guillof, es que de esta manera las células madre no se exponen a ser trasladadas a temperatura ambiente fuera del país, con el riesgo que se deterioren y sufra una disminución de viabilidad celular (células vivas por cada 100 células). Otra ventaja es, como indica Pablo Burr, la posibilidad de tener acceso inmediato a ellas, frente a cualquier necesidad, y no correr el riesgo de dañarlas en el transporte, ya sea por tiempo o por daño de la cadena de frío. Sin embargo, otros bancos -como South Genetics- conservan las muestras recolectadas en su laboratorio de Estados Unidos. A juicio de Cristian Rivera, el principal beneficio de esto es tener acceso a una avanzada tecnología para el procesamiento y criopreservación de las células madre, acreditaciones internacionales que aseguran a los padres el poder usar la muestra en Chile o en cualquier parte del mundo si lo necesitan y legislaciones como la norteamericana, que protegen el derecho de las familias a utilizar sus muestras de células madre, únicas e irrepetibles.

“La conservación de las células madre puede ser en cualquier etapa de la vida. Pero si uno pudiese elegir cuál es el mejor momento de la vida para guardarlas, es el momento del nacimiento porque la calidad de las células madre y la cantidad es mejor, señala el doctor Alejandro Guillof”.

 

Articulo Previo

Edad y fertilidad: Una carrera contra el tiempo

Articulo Siguiente

Vive tu embarazo con energía

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *