Niños que se auto-golpean – PadresOk

Niños que se auto-golpean

Compartir:
020

A partir de los seis meses de edad y especialmente bordeando el año de vida, los bebés tienen a mano un recurso que aunque parezca duro, les resulta bastante efectivo para conseguir algo y atraer la atención de sus padres: el auto-golpearse. Si bien no se trata de una conducta especialmente frecuente, si un pequeño la descubre y prueba su efectividad, puede convertirse en una conducta difícil de manejar para los adultos.

Así lo explican las psicólogas infantiles de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, (Junji), María José Ruiz y Bernardita Mayo, quienes aconsejan a los padres observar en forma metódica las conductas de sus hijos y reparar de inmediato cuando aprecien cambios bruscos o actitudes extrañas, como es hacerse daño a sí mismo golpeándose la cabeza contra la muralla o la cuna, tirar de su pelo y morderse las uñas.

Las profesionales comentan que este tipo de conductas se pueden manifestar a partir de los 6 meses de edad, cuando comienzan a dominar sus movimientos, y que pueden intensificarse o hacerse más frecuentes cuando ya caminan y se desplazan solos.

Ambas especialistas concuerdan en que esta actitud agresiva consigo mismos no es necesariamente predictora de una enfermedad o anormalidad. “Una conducta tendiente a auto-dañarse no puede por sí sola dar pie para sospechar una patología. Es importante que los padres observen si tiene relación con otro tipo de cosas, y que anoten la frecuencia y el contexto en que ocurren”, explica María José Ruiz.

Bernardita Mayo comenta que lo más probable es que se trate de una “estrategia” de los niños para llamar la atención de sus padres y así lograr la satisfacción total de sus necesidades (en el caso de los bebés) o de sus demandas (si se trata de niños más grandes). Las psicólogas advierten que si obtuvieron una vez una satisfacción con estas actitudes agresivas, ocuparán este recurso nuevamente para captar la atención de los papás y así se estarán “germinando” las futuras rabietas o pataletas.

Pero, ¿por qué lo hacen?. Según las expertas, hay pequeños que se frustran mucho cuando no logran expresar lo que están sintiendo en un momento determinado, como rabia o enojo y para ser tomados en cuenta llegan a estas conductas extremas.

“En el fondo el morderse, tirarse el pelo o golpearse la cabeza son síntomas de ansiedad, de no poder manejar su angustia o enojo”, explica María José Ruiz.

¿Cómo manejar la situación?

Lo importante es que los padres eviten que estas conductas autodestructoras se transformen en un hábito para los niños, ya que evidentemente les producen daño.

Si los padres tratan de proporcionarle al niño un ambiente rodeado de respeto, estimulación, cariño y atención, estarán colaborando con su desarrollo normal, evitando de paso estos episodios de angustia y ansiedad. Si el pequeño ve que se le escucha y acoge, entonces sentirá que no es necesario llegar al extremo de auto-golpearse para captar la atención de quienes más quiere.

¿Cómo reaccionar cuando un hijo se está autogolpeando? Lo primero, a juicio de las psicólogas infantiles, es que la madre o el padre no se angustie frente al pequeño, “porque eso le transmitirá más angustia al niño”. Luego, se debe reaccionar cambiándole totalmente el “switch” al bebé, incitándolo a efectuar una actividad totalmente distinta a la que lo tenía agobiado o frustrado y conteniéndolo de los golpes con actitudes cariñosas pero no dramáticas, como por ejemplo, darle masajes y relajarlo. “La idea es traspasarle tranquilidad y hacerlo pensar en otra cosa”, comenta Bernardita Mayo.

Las profesionales de Junji no recomiendan desatender al pequeño y hacer caso omiso de su actitud agresiva, ya que “podría ser peor. El pequeño por algo se está haciendo daño y si los padres reaccionan con indiferencia podría aumentar su sensación de inseguridad y se sentirá aún más desprotegido frente a algo que está sintiendo y que no puede expresar”, comenta María José Ruiz, quien además advierte que si el niño no es acogido en estos momentos de crisis, incluso podría darse golpes cada vez más fuertes.

Además, aclaran que aunque los golpes contra sí mismos podrían ser la antesala de futuras “pataletas”, la reacción de los padres debe ser distinta. Con una rabieta, los mayores pueden reaccionar indiferentemente, “pero no se puede actuar así cuando el niño tiene una conducta autoagresiva, que en el fondo significa ¡mamá ven!”.

Advierten que el entorno en que se desenvuelven los niños también puede influir en que manifiesten conductas autodestructoras, sin embargo, los padres deben estar atentos y darse cuenta que estas actitudes incluso podrían ser un llamado de atención para ellos mismos.

“Si los pequeños están reaccionando así puede ser porque se estén defendiendo de algo o tal vez por su deseo de estabilizar a la familia, si se trata de un ambiente donde hay mucha agresividad o gritos”, comenta Bernardita Mayo.

En cuanto a la influencia de la TV sobre esta conducta, las profesionales explican que ésta es más probable en niños mayores a 2 años.

¿Cuándo consultar?

Las psicólogas explican que los padres son los primeros en manejar la conducta de sus hijos y, por lo tanto, deben aprender a observar permanentemente a los niños y detectar cambios bruscos en su actuar, como pesadillas y falta de apetito, entre otros.

“Si la conducta de autogolpearse se repite, se hace frecuente, se vuelve compulsiva y el pequeño demuestra mucha angustia, hay algo más que una llamada de atención y en estos casos es mejor consultar a un psicólogo infantil”, aconsejan las profesionales.

También hay que consultar si es que el niño está demostrando tener un temperamento difícil “desde que nace” y se muestra más irritable, sensible y demandante que lo normal, explican las psicólogas. Recomiendan a los padres ser coherentes, no erráticos y establecer reglas claras desde el comienzo para evitar que el niño pueda tolerar las frustraciones.

Articulo Previo

Niños sin pelos en la lengua

Articulo Siguiente

Los cólicos infantiles

Te podría interesar

Comentarios

  1. Que buen artículo, me gusto mucho porque podré estar preparada si veo que mi bebé cambia de actitud. Al ser mamá primeriza, a veces uno no sabe como reaccionar…

  2. mi hija tiene 8 meses y como de los 6 meses en adelante tiene esa costumbre de golpearse cuando tiene sueño ….no lo hace fuerte por eso no me llamo la atencion…pero despues de leer este articulo me doy cuenta que tengo que poner mas cuidado en esto….saludos a todos….

  3. mi hijo tiene 9 meses y pasa por eso no me e dado cuenta en que situaciones lo hace pero se tira el pelo se pega en la cabeza contra la muralla se muerde los brazos y se deja marcado bueno por lo menos ya ce lo que puede ser y consultare igual con las psicologas de la sala cuna del gracias a la informacion que me brindaron ud. ….. gracias

  4. Mí bebé tiene un año y tres meses, se golpea la cabeza en el suelo, se jala el cabello y se muerde las manos, esto ocurre cuándo ella se frustra por no poder realizar algo que ella quiere, como realizar algún juego didáctico o cuándo camina y se cae, esto me llamaba la atención pero ahora que leí el articulo me quedo más tranquilo, muchas gracias por los consejos de las profesionales y a las personas que comparten sus experiencias.

  5. Muy bueno su articulo les felicito lo pondre en practica . Ahora bien mi hjo menor de 1 y 3 meses se golpea cuando agarra rabietas y ahora cada dia son mas frecuentes hasta que edad puedo esperar acudir por ayuda pscolica

  6. mi hijo tiene 1 año y 4 meses el igual se golpea la cabeza con lo que tenga a mano o se tira con todo su cuerpo sobre la cama, cosa que me preocupa por que por que es muy fuerte el golpe no si tendre que llevarlo a un psicólogo, por favor ayudenme

  7. Es muy importante primero conocernos a nosotros mismos y entendernos como seres humanos, luego será más fácil conocer a los de nuestro entorno, y mucho mejor si son hijos nuestros, debo indicar que cada niño nace con un tipo de temperamento establecido, pero los padres les vamos añadiendo o quitando valores y/o defectos de acuerdo a lo que nosotros queremos que sean. Para ello debemos capacitarnos y pedir apoyo en caso no sepamos actuar frente a alguna reacción que nos parezca anómala…¡felicitaciones! a todos los padres que son padres por que así lo quisieron…Bendiciones y muchas gracias por los artículos.

  8. Hola Buen día, acabo de leer el material que están publicando en su pagina y me estoy dando cuenta de varias cosas importantes que requieren de mi atención en el desarrollo de mi hijo, ya que he estado preocupado por una comportamiento algo anormal para mi, y este; tiene que ver con que mi pequeño de dos añitos se me golpea la cabecita cada ves que tiene una rabieta, el mismo dice algunas palabras mas no me habla claramente todavía …. gracias por su material me esta edificando mucho, muchas gracias DIOS les Bendiga

  9. Buenas noches, mi inquietus es acerca de una niña que se autoaagrede, la dificultad es que está en una casa cuna, ccmo es aconsejable que actuemos las voluntarias? tan solo vamos 2 horas al día. el problema aumenta, ya que los otros niños al ver que recibe atencion al auto agredirse, tienden a copiar este tipo de conducta, para ser atendidos de la misma forma. de antemano graias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *