Diccionario de emociones ¡Dime lo que sientes! – PadresOk

Diccionario de emociones ¡Dime lo que sientes!

Compartir:
russian-1848957__340

Conocerse es aceptarse y aceptarse es quererse, y cuando un niño se quiere puede sacar lo mejor de sí mismo y darlo a los demás. Este círculo virtuoso puede darse más fácil y naturalmente si tu hijo reconoce las emociones que siente y las entiende. Si canaliza adecuadamente las que son negativas y disfruta las positivas será un completo dueño de sus sentimientos. ¡Nada mejor que eso!

En el libro “Emocionario”, de V&R Editoras, distribuido en Chile por Zig-Zag, los más pequeños encontrarán la definición perfecta de la felicidad, la ira, la alegría, el odio, el amor y el aburrimiento, entre otros. Esas emociones que han experimentado tantas veces, pero que no saben de dónde vienen; que aparentemente no conocen porque no le han puesto nombre, pero que sí han sentido. En sus páginas, Cristina Núñez y Rafael R. Valcárcel dan vida a un verdadero diccionario de emociones, cada una acompañada de una ilustración que la muestra tal cual es, en colores y en toda su expresión. Más de veinte artistas trabajaron en ellas, para que, al observarlas, los niños vean reflejados sus sentimientos en cada uno de los dibujos.

Las emociones viven en ti
Rosa Collado, sicóloga y sicoterapeuta a cargo del prólogo del libro, señala que “Emocionario” ayuda a los niños a reconocer sus emociones y a dialogar sobre sus sentimientos. Les permite encauzarlos adecuadamente, y sentir su vida con todo su potencial. Sin miedo respecto a qué sienten. “Descubrir, identificar y diferenciar las emociones a través de este ‘Emocionario’ es una forma de educar a los más pequeños para que sientan sin temor, para que se descubran a sí mismos y para que logren convertirse en adultos autoconscientes, con una habilidad sensitiva que les permita enfrentar los desafíos de la vida”, recalca la sicóloga. Agrega que sentir es un privilegio y que aprender a expresar nuestras emociones nos ayudará a acercarnos a quienes amamos. Y nos enseña dos definiciones básicas:

❖❖ Emociones. Son estados afectivos innatos y automáticos, que se experimentan a través de cambios fisiológicos, cognitivos y conductuales. Sirven para adaptarse al entorno.

❖❖ Sentimientos. Son la toma de consciencia de las emociones. Sirven para expresar, de forma más racional, los estados de ánimo.

Para ser capaces de crear su propia felicidad, las personas necesitan aprender a conocer sus emociones. De ahí la importancia de este libro, que ayuda a los niños a desarrollar su inteligencia emocional, un factor clave de su autoaceptación y de un desarrollo sicoevolutivo sano.

La felicidad

Aunque no significa lo mismo para todas las personas, en “Emocionario” la definen como hacer lo que nos gusta, disfrutar de nuestras propias capacidades y de lo que podemos y sabemos hacer. Esto te puede hacer feliz:

❖❖ Plantar un árbol. ❖❖ Encajar las piezas de un puzzle. ❖❖ Cocinar un pastel. ❖❖ Hacer un mueble. ❖❖ Escribir un poema. ❖❖ Resolver un problema de matemáticas.

La ternura

Una flor, un recién nacido o un abuelito despiertan la ternura, ¿verdad que sí? El sentimiento que provoca esta emoción es muy natural: cercanía, afecto y compasión. Como indica “Emocionario”, sentimos ternura ante personas, seres y objetos indefensos, que no parecen amenazadores. El libro indica, también, que la ternura está en el interior de cada uno, pero son los demás los que abren las puertas a ella. Como dice el texto, la ternura es una invitación al amor.

La fragilidad de quienes despiertan ternura, nos lleva a ser suaves, atentos y comprensivos con ellos.

El amor

“De todas las emociones, el amor es quizás, las más contradictoria. Nos puede provocar una sonrisa gigantesca o una catarata de lágrimas”, así la definen los autores. Y explican que hay dos clases de amor:

❤❤El amor romántico. Que siente alguien cuando piensa constantemente en una persona y verla le produce nervios y alegría.

❤❤El amor diligente. Cuando una persona le desea a otra lo mejor y siente como suyas sus alegrías o tristezas.

La ira

Es lo mismo que la rabia y se caracteriza por ser muy veloz. Se presenta rápidamente y desaparece como un flash. Como explica este libro, la ira es inútil, porque en una sociedad civilizada como la nuestra es una emoción que no deja pensar, haciéndonos reaccionar como un animal que es atacado por otro. “Y como no vivimos entre bestias salvajes, nuestras malas reacciones nos pueden meter en problemas. Por eso es mejor evitar que la ira tome el control mientras estamos a tiempo”, recalcan Cristina Núñez y Rafael R. Valcárcel.

La ira viene a nosotros cuando sentimos que algo injusto nos ocurre, o cuando nos provocan daño sin merecerlo.

La ilusión

Es la esperanza de que los deseos se pueden cumplir. “Tener ilusión es una de las mejores maneras para disfrutar de la vida y hacer las cosas con energía”, dicen los autores de La alegría “Emocionario”. Es una de las emociones más agradables que existen. Se diferencia de la felicidad porque dura menos, pero lo bueno es que se pude experimentar muchas veces a lo largo del día. ¿Qué te hace sentir la alegría? ➤➤Ganas de jugar. ➤➤Te sientes lleno de energía. ➤➤Tu pensamiento es positivo.

El odio

Opuesto al amor, esta emoción, se define como una gran antipatía, un rechazo que se siente hacia algo o alguien. Puede durar mucho tiempo o solo un rato. Es bueno que los niños sepan que se puede sentir odio repentinamente hacia alguien, pero que eso no significa dejarlo de querer.

La vergüenza

Cristina Núñez y Rafael R. Valcárcel, la definen exactamente así: “La sientes cuando sabes que has cometido una falta o cuando crees que se van a burlar de ti. (…) la vergüenza, por desgracia, es muy indiscreta. Tiene la manía de decirle a los demás que eres consciente de tu falta: hace que tu rostro enrojezca”.

La tristeza

Es lo contrario a la alegría. Ocurre cuando alguien nos decepciona y no hace lo que esperamos, o cuando se pierde algo que consideramos importante. Esto te pasa cuando estás triste: ◗◗ Sientes pocas ganas de comer. ◗◗ Te sientes sin fuerza. ◗◗ Pierdes las ganas de hacer lo que te gusta.

Si el miedo crece mucho, se convierte en terror y puede hacer que nos descontrolemos. Por eso es importante reconocerlo, para estar alerta ante un peligro, pero es importante lograr que no se transforme en terror, para que no nos paralice.

El miedo

Esta emoción aparece cuando las personas piensan que van a sufrir un daño. Esto le pasa a la gente cuando siente miedo: ♦♦Los ojos se agrandan para ver mejor. ♦♦Todo el organismo se activa para responder mejor ante un peligro. Y agregan que es posible ponerle ilusión a casi todo: a tener un hermano, a celebrar el cumpleaños, a ir al colegio y a jugar con los amigos, porque es un ingrediente que le da sabor a la vida.

Articulo Previo

¡Tu bebé también puede ejercitarse!

Articulo Siguiente

¿Sabes cómo reaccionar si tu hijo se intoxica con medicamentos?

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *