Trabajo y embarazo. Cuídate (sin dejar de lado tu desempeño laboral) – PadresOk

Trabajo y embarazo. Cuídate (sin dejar de lado tu desempeño laboral)

Compartir:
business-1067978__340

 Si tu salud y la de tu bebé en gestación lo permiten, es posible que puedas trabajar sin mayores problemas hasta la semana 34, un poco antes de cumplir los 8 meses de embarazo.

Lo importante es tomar ciertas precauciones. Una de ellas es no sobreexigirte profesionalmente en esta etapa, para evitar estresarte; moverte varias veces al día, para asegurar una adecuada oxigenación de tu sistema circulatorio; y mantenerte alejada de lugares contaminados. Si te lo propones, cuidar tu salud y la de tu hijo, y trabajar bien durante el embarazo, rindiendo como estás acostumbrada, pueden ser objetivos absolutamente compatibles.

El trabajo en un momento especial

El embarazo es un período donde se producen grandes cambios a nivel físico, emocional y sicológico. Lo más evidente a simple vista es como cambia tu cuerpo, lo que no debe influir necesariamente a la hora de ejercer tus responsabilidades laborales. Si tu trabajo no requiere mayores desplazamientos o movimientos bruscos, lo más probable es que puedas trabajar hasta el final del embarazo, pero si debes trasladarte constantemente de un lado a otro, o si tienes una jornada laboral extendida, es posible que te canses más y que debas bajar el ritmo, sobre todo a partir del sexto mes de gestación. En esta etapa, al comenzar el tercer y último trimestre de embarazo, el peso y la gravedad harán más difícil que te muevas con la agilidad de antes. Asimismo, a nivel emocional los cambios se traducen en una mayor sensibilidad, la que debe ser asumida tanto por la futura mamá como por quienes la rodean, de manera que no afecten las relaciones interpersonales con los compañeros de trabajo ni con la familia.

Regálate pequeñas pausas

Mientras estés trabajando, y sobre todo si lo haces sentada la mayor parte del tiempo, haz una pausa cada una hora y levántate de tu silla. Camina, y si puedes sube y baja una escalera tranquilamente. Así mantendrás una buena circulación, movilizarás las vértebras de la columna y despejarás tu mente.

¿Cuánto puedes dar en el trabajo?

El desempeño laboral durante el proceso de gestación, es algo que preocupa a las mujeres y también a los compañeros y jefes. Sin embargo, el sicólogo de la Universidad de Chile y especialista en terapias para embarazadas, Patricio Elgueta, señala que hay estudios que demuestran que la productividad en la mujer se mantiene y hasta aumenta cuando percibe que está siendo cuidada y apoyada por su entorno laboral. Además, se ha comprobado que la creatividad de la mujer también se incrementa durante esta etapa de su vida. Ser mamá implica asumir un nuevo rol y en la mayoría de los casos esa responsabilidad trae consigo mayor autoestima y seguridad personal. Según el gineco-obstetra, Jorge Carvajal, un consejo general para que las mujeres enfrenten de mejor manera el embarazo, es que desde el punto de vista laboral deben continuar con sus actividades normales, al menos que se trate de trabajos pesados, que impliquen un desgaste físico y el uso de la fuerza.

Algunos consejos que pueden serte útiles:

◗◗ Intenta mantener tu rutina de trabajo habitual. Eso te hará sentir satisfecha contigo mismo y hará que tu entorno valore esa capacidad en ti.

◗◗ Preocúpate de tu cuidado. Si te alimentas adecuadamente, controlando tu peso, y realizas alguna actividad física compatible con el embarazo, tu salud y bienestar estarán en un nivel óptimo. Eso te permitirá sentirte bien y rendir como siempre.

◗◗ Antes de comenzar el prenatal, termina tus tareas pendientes y encárgate de hacer el traspaso de información de tu área a las personas que desempeñarán tus funciones. Eso te dará la tranquilidad necesaria para comenzar tu descanso en las mejores condiciones.

Consejos para tener en cuenta

Algunas precauciones específicas, a juicio de gineco-obstetra, Jorge Carvajal, tienen relación con el tipo de trabajo que realizan las embarazadas:

❚❚ Si se trata de uno que requieran permanecer sentadas todo el tiempo o la mayor parte de él, es bueno que usen medias elásticas, especiales para mejorar la circulación, que caminen de vez en cuando y que se preocupen de no tener las piernas ‘colgando’ durante tiempos muy prolongados. De ser así, es recomendable ubicar un banquillo debajo de los pies.

❚❚ También es necesario preocuparse de trabajar en una silla cómoda, ya que el embarazo produce molestias en la espalda debido al peso que deben cargar las mujeres, lo que puede provocar fuertes dolores.

❚❚ Es importante trabajar en ambientes no contaminados. Siempre es bueno preocuparse de ventilar varias veces al día el lugar.

❚❚ Si al salir del trabajo se encuentran cansadas o estresadas, nada mejor que realizar algún deporte de bajo impacto como natación, yoga, gimnasia para embarazadas o simplemente dedicar un tiempo para sí mismas y descansar. De esta manera, es posible asegurar la salud de la madre y su futuro hijo durante el embarazo.

Articulo Previo

Depresión posparto

Articulo Siguiente

Las consecuencias de nacer pequeño

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *