Anticoncepción post parto – PadresOk

Anticoncepción post parto

Compartir:
mujer pensando

Uno de los temas que se deben tratar en el control post parto se refiere a los métodos anticonceptivos que se pueden utilizar durante el periodo de la lactancia.
Sin embargo, junto con ello es necesario señalar algunas particularidades que existen con la actividad sexual en el periodo post parto. Primero que nada, se recomienda retomarla al menos 30 días después de dar a luz, particularmente si persiste el flujo hemático, ya que en esta etapa existe una susceptibilidad mayor a las infecciones vaginales y uterinas.
También es frecuente que exista una reducción muy significativa de la libido, dado el estrés y el cansancio que tienen las parejas derivados del amamantamiento y la crianza. Finalmente, existe una marcada falta de lubricación vaginal, lo que explica que las relaciones sexuales sean a veces dolorosas y poco placenteras. El uso de estrógenos locales y lubricantes vaginales, pueden ser una buena alternativa para
reducir estas molestias.
El periodo de la lactancia, es un periodo de anovulación y ausencia de flujo menstrual, en la mayoría de las pacientes con lactancia exclusiva. El denominado método de LME (Lactancia Materna Exclusiva) es un excelente anticonceptivo, que puede ser utilizado durante toda la etapa de amamantamiento exclusivo.
Otras alternativas son los anticonceptivos hormonales y de barrera. Los anticonceptivos hormonales contienen fármacos denominados progestágenos puros, que actúan sobre el endometrio, la motilidad tubaria y dependiendo de su dosis, también son anovulatorios.
La mayoría de ellos son orales, de toma continua y deben utilizarse durante todo
el periodo de la lactancia. También es posible utilizar métodos de barrera como los
preservativos (condones), con excelentes resultados. Lo importante es ser rigurosos en su uso, ya que deben estar presentes durante todo el contacto sexual.
En relación a la utilización de Dispositivos Intrauterinos (DIU), es necesario recordar
que su inserción no debe ser muy precoz, ya que el útero debe volver a su tamaño pre-embarazo para asegurar que quede correctamente insertado en la cavidad
uterina.
Más allá del método a elegir, es necesario que la pareja discuta abiertamente
sus preferencias, ya que es el uso sistemático del anticonceptivo el que evitará
un embarazo en un momento no deseado por la pareja.
Las consideraciones valóricas también deben estar presentes, y no deben ser
soslayadas, ya que por muy efectivo que parezca el método, no debe violentar los
valores primordiales de las personas y sus parejas.
Finalmente, los invito a recordar que la actividad sexual durante la lactancia tiene
consideraciones especiales, las que deben ser reconocidas por las mujeres y sus parejas, para que no se transformen en motivos de frustración y pelea, que puedan alejarlos.

Fuente: Dr. José Andrés Poblete L.
Gineco-Obstetra de la Unidad de Medicina Materno Fetal
División de Obstetricia y Ginecología de la Pontificia
Universidad Católica de Chile
Teléfonos 2354 3034 y 2207 0333

Articulo Previo

Ejercicios preparto: prepararse para la llegada del bebé

Articulo Siguiente

El cuidado de la piel durante el embarazo

Te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *