¿Te gustaría saber el sexo de tu hijo? – PadresOk

¿Te gustaría saber el sexo de tu hijo?

Compartir:
baby-220318__340

La responsabilidad la tiene la ecografía. Todo comenzó en la década del setenta con la aparición de este equipo que permitió, entre otras cosas, que los padres de fin de siglo se enterasen si el hijo que esperaban sería hombre o mujer, antes siquiera de que el pequeño asomara un dedo al mundo. Y aunque hoy nadie ignora los beneficios de esta tecnología en muchos ámbitos, persiste la duda de si es mejor conocer el sexo anticipadamente o esperar hasta el fin del embarazo para develar el gran misterio.

Claudia (37 años) tiene cuatro hijos de 17, 13, 10 y 9 años, y no quiso preguntar por el sexo de ninguno. “Para mí lo más emocionante fue mantener esa incógnita hasta el final. Y de hecho recuerdo muy vivamente el momento en que el médico me anunciaba finalmente si era hombre o mujer”.

Su marido, José Manuel, tampoco cedió ante la curiosidad, a pesar de que el médico ofreció en reiteradas oportunidades revelarles la noticia. Tampoco se complicaron con el nombre o la ropa. Para ellos, nada se compara con el sentimiento que los embargó al recibir a su primera niña y a los tres hombres que le siguieron.

Identificar el sexo de los niños no es el principal propósito de la ecografía, pero definitivamente es por lo que se ha hecho más popular. En Chile, los primeros equipos de ultrasonido llegaron en 1976, pero fue sólo a partir de 1984 que los especialistas empezaron a informar el sexo del feto de manera fidedigna. Actualmente, los equipos más avanzados fabrican una imagen tridimensional del interior del útero y las diferencias entre mujeres y hombres son visibles a partir de las catorce semanas de gestación.

El ginecólogo-obstetra Humberto Vaccaro, con más de veinte años de experiencia como ecografista, asegura que las madres primerizas son las que prefieren mantener la duda y que, en cambio, las que ya han tenido varios hijos optan por saberlo, por un asunto práctico de dónde voy a acomodar a este nuevo integrante de la familia.

Intuición materna

Mariela Méndez (27 años) tuvo a su hijo Ignacio hace dos años. “No quise que el doctor me lo dijera antes, porque vivimos en una sociedad en la que tan pocas cosas nos sorprenden que mantener el secreto me pareció mejor. Pero de alguna manera sabía que iba a ser un hombre. Creo que es algo que uno intuye”.

Para Victoria Arellano (46 años) la experiencia fue distinta en cada uno de sus tres embarazos. “Cuando esperaba mi primer hijo no había ecografías. Después, con el segundo, los equipos todavía no eran certeros, y no quise preguntar, para que no me dijeran algo incorrecto. En mi último embarazo, a pesar de que la tecnología ya era avanzada, no tuve intenciones de saberlo, pero al médico se le salió, y fue algo que en realidad lamenté, porque la sorpresa en el nacimiento es lo más bonito”.

Pero no todos piensan igual. Francisca Larraín y su marido, Daniel Iturra, no podían esperar más para saber qué se escondía tras ese abultado vientre. La respuesta llegó al quinto mes: “Fue muy emocionante cuando el doctor nos contó. Después de eso no sólo le hablábamos a un hijo por nacer, sino que a una ‘ella’ y la llamábamos por su nombre”.

La decisión está en manos de los padres, quienes seguramente lo piensan un par de veces antes de preguntar. No obstante, la emoción que los inunda cuando nace el hijo es tán grande que es posible pase a segundo plano el hecho de si ya lo sabían o esperaban la sorpresa.

Fuente: Doctor Humberto Vaccaro, ginecólogo-obstetra.

Articulo Previo

Mamás onderas

Articulo Siguiente

1er mes de embarazo

Te podría interesar

Comentarios

  1. Hola estaba buscando una pagina y llege a esta, quisiera saber donde atiende el dr de la nota. si alguien me puede decir seria de gran ayuda… gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *